lunes, 9 de agosto de 2021

EL CUMPLEAÑOS DE LA PALABRA

                                                          (CUENTO)


Era el día del idioma, la palabra cumplía años. Allí estaban todas las palabras reunidas para celebrarlo, tenían un pastel de versos y una piñata de significados, el show lo harían unos silencios mágicos y algunas sonrisas complacidas.

Todo estaba dispuesto, especialmente la asistencia, podías encontrar absolutamente todas las palabras en aquella fiesta. La palabra más optimista: “Puedo”. La más hermosa: “Amor”. La más necesaria: “Fe”. La más negativa: “No”. La más fácil: “Sí”. La palabra más corta: “¿Y?”. La palabra más larga: “Esternocleidomastoideo” (si usted conoce otra más larga, lo felicito, espero que ese dato le sea muy útil en la vida). La más difícil: “Otorrinolaringólogo” (dígala tres veces seguidas si es tan berraco). La más culta: “Escritor“ (con no contadas excepciones, por ejemplo, Youtuers que hayan publicado un libro no cuentan como escritores). La más vulgar: “(censurada por motivos de decencia)”. La más fea: (he preferido omitir el nombre de la mujer en cuestión para no herir la susceptibilidad de sus tocayas). La más gomela: “Out” (agradecemos al idioma ingles por su generosa contribución). La más chistosa: “cucurucho” (o por lo menos a las demás palabras les causaba mucha gracia pronunciarla). La más ególatra: “Yo”. La más humilde: “Gracias”. Y la más compleja: “Mujer”.

Llegado al momento de romper la torta todos se reunieron en torno a ella. Cuando de repente, un silencio confundido inundó la habitación. Las palabras se miraron entre ellas sin atreverse a preguntar, hasta que por fin la palabra “Ignorancia”, tan atrevida como siempre, preguntó: “¿Cuál es la palabra que cumple años?”. Absolutamente nadie sabía cual fue la primera palabra pronunciada. La palabra “Olvido”, dijo: “Yo no me acuerdo”. La palabra “Mentira”, dijo: “La primera fui yo”. Pero la palabra “Verdad”, contestó: “Eso es mentira”. La palabra: “Honestidad”, agregó: “Yo tampoco soy”.

Todas especulaban, unas a otras se preguntaban y así mismo refutaban. La palabra “Antigüedad”, aseguró ser la más antigua, cosa que objetó la palabra “Principio”, pues incluso la mas longeva antigüedad gozó primero de un principió. La palabra “Silencio”, razonaba de la siguiente forma: “Si antes no existían las palabras reinaba entonces el silencio, he aquí que la primera palabra, ¿quién si no Yo ha de serlo?”. Pero la palabra “Ruido”, le explicó: “No existían las palabras mas sí el oído, y podía escucharse el ruido, por lo tanto, el ruido y la primera palabra son lo mismo”.  Pero entonces apareció la lógica de la palabra “Nada”: “No hay lugar a dudas en que fui siempre lo primero, ya lo dice la Biblia cuando explica que antes no existía nada”. Fue entonces cuando entró a filosofar la palabra “Pensamiento”: “Retomemos tu expresión para descubrir que la propia aseveración lo explica: no existía nada, es decir, la nada no existía, de haber estado allí, diría, solo nada había”. Confundidos todos dirigieron su mirada hacia la palabra “Sabiduría”, y ésta siempre así de sabia, tan sólo atinó a decir que no sabía nada.

Llenas de congoja las palabras se entregaron a la resignación de ignorar su procedencia, pero entonces escucharon una risa. Aquel que la emitía era el único que sabía, y tras divertirse un rato a costillas de sus amigas, decidió contarles aquello que cambiaría sus vidas, y la palabra “Cuento”, les narró lo que relato a continuación:

“Al principio las palabras no existían, los seres humanos tan sólo se comunicaban con gestos, si querían decirse algo especial lo hacían con abrazos y caricias, y cuando querían expresarlo absolutamente todo, lo hacían por medio de un beso, motivo por el que en aquel entonces la comunicación entre gente del mismo sexo era escasa.

“Una pareja en especial llevaba ya tiempo viviendo junta, por supuesto todavía no existía el matrimonio, pero eran unos felices enamorados que tenían varios años haciéndose compañía. Lamentablemente él cometió un gran error (que no viene ahora a colación), ella entonces, herida en lo más profundo de sus sentimientos, decidió marcharse.

“El hombre al verla alejarse sintió un vacío en su pecho, quería expresar algo que tradujera en un sonido su arrepentimiento, lo más disiente que conocía era el beso, pero ella no le permitiría pronunciar en sus labios un beso nuevo. Fue así que llevado por la desesperación sus labios se movieron y emergió algo de ellos, un sonido extraño recién inventado, una palabra desconocida pero tan sincera que la mujer la entendió sin conocerla, se dio la vuelta hacia él para encontrarse con sus ojos arrasados por el llanto, otra expresión nueva sumada a lo pronunciado. No hicieron o agregaron algo, permanecieron solemnes guardando un minuto de silencio, por el silencio que había muerto. Luego, ella se acerco al hombre arrepentido, le beso y concedió lo que suplicó cuando con la voz entrecortada pronunció la primera palabra, “Perdón”. “

La palabra “Cuento” terminó de hablar, y todas las miradas se dirigieron a la primera palabra, “Perdón” estaba en un rincón, y apenado por su propio olvido les pidió perdón. Las palabras se sintieron apenadas, la primera palabra, aquella tan necesaria, la más difícil de pedir y mucho más de conceder, había sido olvidada. Todas le pidieron disculpas a la homenajeada, y ella tan bondadosa como siempre, les perdonó. La fiesta se reanudó y todas juraron no cometer de nuevo aquel error. Y dieron a la cumpleañera el mejor de los regalos: un diccionario, que es para las palabras su álbum fotográfico.

Así transcurrió el cumpleaños de la palabra “Perdón”, y pido perdón a quien pueda no haberle gustado mi relato. Hay quienes la olvidan, no por ser la primera y más antigua, sino porque los hombres no la citan, y si lo hacen es perfidia, le recuerdan solamente al arribar la hora ya tardía. Tal paradoja indica que la primera palabra suele ser también la última.

 

42 comentarios:

  1. Muy buen cuento, el perdón siempre es necesario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gran trabajo y creatividad que tienes Iván, me alegra poder leerte y saber que tienes un gran don, ello me motiva a poder yo escribir y crear historias, tengo muchas, incluso ya escribí un libro de economía para el desarrollo de Colombia, pero no me animó a publicarlo, te deseo muchos éxitos Iván..

      Eliminar
  2. Wooow precioso cuento, no solo por la reflexión sobre el perdón, tan necesario y vital , ya que es el medio de trascender y liberar la culpa, el error y el dolor; si no también por la hermosa, melodiosa y bellísima rima que lleva la estructura.
    Cada día admiro mucho más tu talento y trabajo.
    Mucho amor, luz, inspiración y bendiciones para que nos sigas compartiendo tu talento en todas sus facetas.
    Pd: me encantaría leer si no todos algunos de los poemas que compusiste en tu juventud... Ya sabes los de los 4 libros atte Majoney 82 una de tu 4 gatos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Ivan ! Buenísimo que buena lectura ❤️Felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  5. Excelente se merece el premio Príncipe de Asturias por ser un gran escritor colombiano

    ResponderEliminar
  6. Que bonito, confieso que hasta hoy paso por acá, pero fabuloso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luna, aquí en el blog hay otros textos de los cuales quizá disfrutes algunos.

      Eliminar
  7. Increíble cuento felicitaciones eres mi idolo

    ResponderEliminar
  8. Me encantó, y si pude decir otorrinolaringólogo 3 veces seguidas 😜😜😜

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Creo Iván que me distingues por lo intensa jajaja te sigo en todo lo que creas y haces parte, porque más allá del talento, la humanidad y elcarisma son tu sello para todo, eso te hace para mí un Colombiano "De mostrar". Gracias por compartirte en tantas versiones de arte.
    Pdt:me hace falta un nuevo "Hasta que se acabe el café"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Yurani, no te imaginas lo especial que es leer estas palabras, Dios te bendiga. Y sí, hace falta el podcast, hemos tenido problemillas de tiempo para grabar, pero pronto lo haremos.

      Eliminar
  11. No se qué pasó pero me sale que mi comentario fue eliminado, lo vuelvo a subir
    Wooow precioso cuento, no solo por la reflexión sobre el perdón, tan necesario y vital , ya que es el medio de trascender y liberar la culpa, el error y el dolor; si no también por la hermosa, melodiosa y bellísima rima que lleva la estructura.
    Cada día admiro mucho más tu talento y trabajo.
    Mucho amor, luz, inspiración y bendiciones para que nos sigas compartiendo tu talento en todas sus facetas.
    Pd: me encantaría leer si no todos algunos de los poemas que compusiste en tu juventud... Ya sabes los de los 4 libros atte Majoney 82 una de tu 4 gatos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llegas al corazón con este corazón Mafe, me emociona para seguir alimentando este blog y faceta. Incluso, te cuento que sí me he visto tentado a tal vez compartir en algún momento algunos de esos poemas aquí, ya que uds los que viene aquí a leerme, son como mis más cercanos seguidores.

      Eliminar
    2. Pues venga esos poemas, como buenos pescados que somos nos gusta el romanticismo, la belleza de las artes y como seguidora enamorada de tú talento y trabajo, espero poder leer esas poesías, que acabes de tener un feliz y bendecido descanso junto a Leidy y la familia

      Eliminar
  12. Perdón por avisar que no había pegado el link en la primera historia... De igual manera quiero felicitar lo por ese don de escribir, es la primera vez que leo su blog... Muy bacano amigo... Mil bendiciones �� y muchos éxitos.. ����

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario muchas gracias Leo por estar pendiente de esas cosas.

      Eliminar
  13. Muy bonito cuento, muchas gracias Iván por compartir tus palabras, vea que sus lectores son más de dos, jejeje. Yo siempre pienso que si al escribir llega a afectar de manera positiva al menos a un lector, entonces las cosas van por buen camino. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luis, comparto lo que me dices, que finalmente si por lo menos conecto con un lector, habrá valido la pena el escrito. Gracias por ser complice de esta faceta mía.

      Eliminar
  14. Esta super, definitivamente cada día me siento más orgullosa de seguir a un ser humano tan maravilloso y único, gracias por todo lo que nos brindas mi batiamigo

    ResponderEliminar
  15. Excelente cuento y como dice la canción, lo bueno que es perdonar!!!

    ResponderEliminar
  16. Muy buen cuento felicitaciones 👏

    ResponderEliminar
  17. Hola Ivancho, qué buena reflexión... Te cuento que el perdón ha sido la cosa más difícil que hay, en el momento no he podido con el que alguna vez llamé papá.... Lo he intentado pero pues... Bueno, seguiré intentando. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Que relato tan bello una muy biena reflexión de algo que cuesta para continuar y soltar tantas cargas que llevamos por no perdonar

    ResponderEliminar
  19. Se me hizo nudito la garganta cuando dijo el: perdón!! 🥺 El pedir y dar perdón nace del amor!! Soy de México, no sé que es "gomela" me ayudas? 🙏😅

    ResponderEliminar
  20. Hola, que hermoso texto, te felicito por explotar, compartir y disfrutar ese don tan maravilloso que Dios te dio

    ResponderEliminar
  21. Vine atraída por una publicación tuya en YouTube y no me arrepiento de nada. Los minutos mejor aprovechados de esta semana. Ya voy a curucutear en tu blog. Saludos desde Venezuela.

    ResponderEliminar
  22. Destaca tu talento y amor, como en todo lo que haces, me agrada saber que gracias al Internet tenemos oportunidad de disfrutar de toda tu genialidad, que lindo acortar las distancias entre magníficas personas ������������������

    ResponderEliminar
  23. Hermosa historia, cada vez escribes mejor. No sé si "diciente"es con C, ya que vendría de "decir".
    Abrazo

    ResponderEliminar
  24. Me encantó leerte, gracias es un deleite seguir leyendo algo que no puedo hacer porque mis ojos no ven bien, pero disfrute cada línea.

    ResponderEliminar
  25. Ivan me hiciste pensar y se me vino a la mente la frase "perdono pero no olvido".Después del cumpleaños...¿ que harán las palabras?

    ResponderEliminar

Aunque el cliente no siempre tiene la razón, por favor opine: