jueves, 18 de mayo de 2017

EL RETO DEL DELFÍN ROSADO

                                                          (HUMOR)



Si usted vive tan despistado que no ha escuchado las noticias sobre “El reto de la ballena azul”, le resumo: Un culicagado ruso al que sus papás no le dieron suficiente correa, se inventó un jueguito que increíblemente se popularizó entre algunos jóvenes alrededor del mundo. Pero no estamos hablando de los juegos que se popularizaban en mi época, el yoyo, el balero, las canicas, la pirinola; No, aquí el administrador de un grupo en Facebook lanza una serie de 50 pruebas, las primeras pueden ser comerse un chile picante sin tomar agua, o echarse limón en los ojos. Hasta ahí, normal, estúpido, pero normal, nada que no hagan los youtubers en busca de likes. Pero los retos empiezan a aumentar su dificultad hasta arriesgar la integridad física de sus jugadores: pararse al borde de un puente haciendo equilibrio en un pie, quedarse quieto en la mitad de una avenida transitada, y la prueba final, atentar contra su propia vida.

Si un degeneradito ruso fue capaz de hacer que tantos buenos chicos se quitaran la vida, me dije, “¿Por qué no intento yo popularizar un juego que les haga amarla?” Según tengo entendido, él bautizó a su reto la ballena azul porque dichos mamíferos se acercan a las costas a morir por decisión propia, pues yo bautizaré al mío “El reto del Delfín Rosado”. ¿Por qué? Porque es un animal en vía de extinción, y estoy seguro de que si entrevistáramos a un Delfín Rosado, él diría: “Pues a pesar de mi color, la verdad es que lo último que quiero es morirme”.

Mis 50 pruebas son tan oscuras que bien podrían llamarse 50 sombras de Marín, pero sé que no se virilizarán como las pruebas suicidas porque las cosas malas suelen esparcirse con mayor eficacia, allí está el ejemplo del reggaetón. Pero escribo esto con la ilusión de que un simple texto tenga la capacidad de distraerlos y hacerles pensar, “Este texto es tan tonto como mi idea de matarme. Mejor voy a salir a vivir la vida y buscar morirme, pero de la risa”.

BIENVENIDOS AL RETO DEL DELFÍN ROSADO

1.    Explica qué quiso decir Ricardo Arjona con la frase: “Dame tus dudas para hacerme una pulsera” … Lo sé, está muy difícil para ser apenas la primera, pero puedes irlo resolviendo por los laditos mientras completas las otras pruebas.
2.    Pasa por lo menos 15 días sin tomarte una selfie. (Si eres mujer se vale una semana, sabemos que para ustedes equivale a una eternidad).
3.    Debes ver un capítulo entero de La Rosa de Guadalupe… Sin reírte.
4.    Encuentra un mimo de parque e imítalo tú a él hasta que se empute y lo hagas hablar.
5.    Entra a una clase de zumba e intenta salir con tu dignidad intacta.
6.    Organiza un grupo autoayuda para todas las personas que jamás lograron superar el final de Lost. Allá nos vemos.
7.    Intenta enseñarle a expresarse a “Epa Colombia” … Tranquilo, dijimos intentar, no esperamos un milagro.
8.    Vaticina cuál será el próximo vaticinio de Los Simpson.
9.    Llega vestid@ como Lady Gaga a una reunión familiar y graba los comentarios que hagan las tías.
10. Ve “El olor de la papaya verde” sin bostezar ni una sola vez. Te lo juro, hay una película que se llama así. Eso sí, no sé si se consigue en una tienda de DVDs o en una plaza de mercado.
11. Asiste a la reunión de un negocio multinivel y diles que no crees poder llegar a “Esmeralda”, pero que desde siempre te han considerado toda una joyita.
12. Convence a un testigo de Jehová de salir a tomarse unas polas.
13. Párate una noche a la entrada de un motel, y a todo el que vaya entrando grítale “¡Sonríe!”, y cuando hagan cara de no entender, tómales la foto.
14. Detecta a alguien que arroje basura a la calle, recógela, síguelo hasta su casa, y vuélvesela a tirar frente a su puerta por cochino.
15. Haz lo mismo de la basura en el punto anterior, pero con la plasta de mierda del que no recoja lo que hace su perrito.
16. Dale un calvazo al que diga que no ve “The Walking Dead” con el argumento de que no le gustan las historias de zombies.
17. Ve a una orgía y escóndele la ropa a todo el mundo.
18. Ve a un juego de golf, y cuando el tipo vaya a golpear la bola grita “¡Gooool!”.
19. Entra desnud@ a una tienda, con cara de preocupación pregunta qué año es, y después di que te urge encontrar a Sarah Connors.
20. Si no entendiste el anterior punto, busca un amigo geek que te lo explique.
21. Sigue las instrucciones de un programa de cocina e intenta que la comida te quede igual que a la del chef.
22. Lee la palabra “Despacito”, e intenta no meterle el ritmo de la canción de Fonsi.
23. Aprende a bailar el Rastastas como la gordita del video.
24. Organiza en el estadio las primeras barras no bravas… Que insulten con decencia con expresiones como: “Oh, señor referí, su decisión errada nos hace considerarlo momentáneamente como un hijo de mujer que brinda servicio sexual”.
25. No olvides el reto de la frase de la canción de Arjona.
26. Mira un vídeo de Maluma sin hacer ningún comentario sarcástico. Si eres mujer, mira un video de Maluma sin morderte los labios.
27. Acércate a la lavadora e intenta adivinar cómo funciona esa vaina.
28. Sal a coger un taxi en plena hora pico. ¡Ojo!, llamar Uber no cuenta, debe ser taxi, por eso se llama reto.
29. Emprende la aventura de ir a un lugar misterioso que los mayores llaman “Biblioteca”, y ya entrados en gastos, entra en contacto con esos extraños objetos a los que les dicen “Libros”.
30. Así no reserves nada, entra a consultar algún hotel en Trivago, hazlo sólo para ver si algún día dejan de pasar ese comercial tan desesperante.
31. Intenta adivinar cuál es la verdadera profesión de Condorito.
32. Busca una utilidad aplicable en la vida real al hecho de saber factorizar. No se vale decir que sirve para escribir otro Algebra de Baldor.
33. Dale a tu cuerpo alegría Macarena, que tu cuerpo es pa´ darle alegra y cosa buena.
34. Busca una sola canción de reggaetón en la que no pronuncien el nombre del artista que la interpreta.
35.  Atrévete a soñar con un mundo mejor… Aunque sea Pandora, el mundo de Avatar.
36. Entra a Youtube y resiste la tentación de terminar viendo el vídeo casero de un bebé, o un gato… O aún peor, de un bebé gato.
37. Planta un árbol… ¿Demasiado sencillo, cierto?... Precisamente por eso todos deberíamos hacerlo sin necesidad de un reto.
38. Ve a Venezuela, disfrázate de vaca y espera a que Nicolás Maduro te ofrezca el cargo de diputada, acepta el trabajo, hazte su mejor amiga y destruye esa dictadura desde adentro. Suena descabellado el plan, pero estamos hablando de Maduro, todo es posible.
39. Ten presente el cumpleaños de un amigo sin que deba ser el Facebook quien te lo recuerde.
40. Comparte de nuevo con tu familia. Juega con ellos un juego de mesa. No se vale sentarse en la mesa a jugar con la Tablet.
41. Llama algún viejo conocido al que le hayas quedado debiendo dinero. Dile que aún no vas a pagarle, pero que lo has pensado mucho.
42. Vuélvete hincha de un equipo de fútbol de Bolivia. ¿Por qué no? Tampoco somos españoles y decimos que somos de Barcelona o del Real.
43. Adopta un perro de la calle, luego pasa con él frente a un restaurante chino y dile: “Mira de lo que te salvé”.
44. Se dice que todos tenemos un doble en el mundo… Busca al tuyo… Y elimínalo, porque como tú no hay dos.
45. Busca la forma de ver “El Oasis”, telenovela que protagonizó Shakira en los 90s. Te devolverá la fe porque ahí verás cuánto puede cambiar la gente.
46. Compra un boleto de lotería y regálaselo a un mendigo. Sin miedo. ¿O crees que él tiene más suerte que tú?
47. Paga seis meses de inscripción a un gimnasio e intenta ir, por lo menos a hacerle la charla al entrenador.
48. Canta a todo pulmón una canción de los Backstreet Boys… Y si no sabes quienes son los Backstreet Boys, será mejor que reconsideres el reto de la ballena azul.
49. En este punto, admite que ya no pudiste, escríbele a Ricardo Arjona y pídele que te explique qué quiso decir con: “Dame tus dudas para hacerme una pulsera”.

50. Asiste a un show de Iván Marín sin pedir cortesías, ríe a carcajadas, y al final de la función párate y grita: “¡Acabo de ganar el reto del delfín rosado!”

7 comentarios:

  1. Eres lo máximo me alegras cada día gracias

    ResponderEliminar
  2. Excelente viejo Ivan,gracias por alegrarme el dia viendo siempre tus videos o por tus ocurrencias en el blog.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, me sacaste una sonrisa. Gracias Iván eres lo máximo!

    ResponderEliminar
  4. Vamos con todo con este reto... cuantos años tenemos para completarlo? PD: Le preguntaré a Ricardo Arjona durante el concierto jajajajaja

    ResponderEliminar
  5. Un reto muy coherente. Yo soy de los que merecen el calvazo del punto 16. jajajaja

    ResponderEliminar

Aunque el cliente no siempre tiene la razón, por favor opine: