lunes, 26 de abril de 2010

DEJEN QUIETO A RICKY

                                                     (HUMOR)


Ricky Martin es homosexual, y me atrevo a decir que desde la muerte de Michael Jackson, esta ha sido la noticia más comentada en el mundo del espectáculo. Quiero empezar advirtiendo que el objetivo de las siguientes líneas no es hacer mofa de su confesa inclinación, las preferencias sexuales de un ser humano no son motivo de burla (a menos, claro está, que tenga por fetiche ver elefantes calzando babuchas). La razón del presente texto, es preguntar: ¿Realmente alguien se sorprendió con el anuncio?

Pensémoslo bien. ¿Será posible que alguna persona, en algún rincón del mundo, estuviera viendo Sweet, el Lavadero, el Gordo y la Flaca - o E! News, para sonar más evolucionados –, y saltara conmocionado de su asiento mientras decía: “¡No jodás, ¿Ricky, gay? Imposible!”. Sorprenderse por la confesión de Ricky, sería como quedar en Shock porque Paris Hilton convocara una rueda de prensa y anunciara: “Lamento decirles que… no soy virgen”.

¿Cómo sorprenderse ahora si parece haberlo gritado desde siempre? No creo que al inicio de su carrera hubiera estado en casa pensando para sí mismo: “Hmm, esto de llamarme Enrique Martín Morales puede sugerir algo sospechoso, y lo último que quiero es llamar la atención. ¡¡Ya sé!! Mejor me hago llamar Ricky, sí señor, suena mucho más varonil, así los despisto a todos”.

Y debo admitir que me gusta su nueva actitud gallarda. En la declaración hecha por el señor Martin a través de su página web, dijo: “Acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida. ¡Me siento bendecido de ser quien soy!”…. Es decir que, si bien es cierto que lo calló mucho tiempo, más lo es que a la hora de confesarlo, no lo hizo con medias tintas, mejor dicho, no sólo salió del closet, salió del neceser, de la nevera, de la estufa, de la licuadora… se mandó con toda.

He leído análisis faranduleros preguntándose si la vida artística de don Ricky llegará a su fin. ¡¿Por qué carajos?! Me molesta la homofobia musical no equitativa. Los fanáticos radicales del rock atacan a los artistas pop tildándolos en general de maricones, pero Freddy Mercury sí podía salir con pantimedias y bufanda de plumas restregándose contra un tubo sin que nadie le dijera nada. La carrera musical de don Ricky no tiene por qué terminar, escasamente tendrá algunos leves cambios: Ya no hará canciones a dúo con Cristina Aguilera, sino con Miguel Bosé; su canción ya no dirá: “María, María”, sino “Amiga, amiga”; ya no le arrojarán brasieres sino corbatas; sus fans ahora corearán separando tan sólo una letra del título: “Living la vida… loca”; y sus discos ya no serán de escuchar en reproductor, para qué si no está interesado en reproducirse.

Por eso me gusta la solidaridad que ha recibido por parte de sus colegas, quienes muy amablemente se volcaron a escribirle en Twitter. Recopilo a continuación algunas de las mejores frases que se vieron en su muro:

Julieta Venegas: “Me contaron que saliste del closet. Yo los corregí, les dije que Ricky con todo el estilo que tiene, sale es del walking closet”.

Juan Gabriel: “Tranquilo nene, no pasa nada. Anota mi teléfono….”

Juanes: “Parcero, qué chimba que le hagás frente a todo sin importar el qué dirán. Eso es lo que yo llamo meterle el culo a la situación”.

Alejandro Fernández: “Me alegra mucho… más mujeres para mí”.

Ricardo Arjona: “¿Cuándo fue la última vez que un galimatías frugal acometió con la ponzoña de la sombra que seduce el ayer nefasto del oxímoron paradigmático?... Piénsalo”.

Alejandra Guzmán: “¿Entonces lo nuestro qué fue?”

Ex reina colombiana: “El hombre se complementa al hombre, mujer con mujer, hombre con hombre y también mujer a hombre del mismo modo en el sentido contrario”.

Alejandro Sanz: “Siempre te dije que tuvieras los ojos abiertos porque el amor puede estar en frente. Ahora entiendo que a veces el amor puede estar atrás”.

Rebeca de Alba (ex novia): “Ahhhhhhhhhh con razón”.

domingo, 11 de abril de 2010

¿QUÉ TIENEN ELLOS QUE NO TENGA YO?

                                  (HUMOR)


La consecuencia inevitable de ir acompañado por una mujer hermosa es que la totalidad del genero masculino observe a la pareja conforme se pregunta: “¡¿Qué hace tremenda viejota con ese imbécil?!” Porque está científicamente comprobado, los únicos hombres que pueden andar con una vieja bien buena sin recibir calificativos peyorativos, son Juanes y Brad Pitt.

Pero la escena del imbécil en compañía de la buenona, genera tan sólo en los inseguros como yo, una segunda pregunta: ¿Qué tiene él que no tenga yo? Y el subconsciente sale presto a abogar por la dignidad propia, respondiendo: “¡Billete!”… Y se siente un alivio, porque esta respuesta tiene el efecto placebo de restaurar nuestra conformidad personal.

El anterior sistema funciona fácilmente si de renunciar a mujeres inalcanzables se trata, pero la tarea es más dispendiosa cuando vemos a otros disfrutar de una posición para la que nos consideramos más aptos. A continuación enumero algunos de los casos en que, con asombro y disgusto (sensaciones muy diferentes a la envidia), veo a otros haciendo algo para lo que definitiva y humildemente, me reclaro más capacitado.

Víctor Gaviria: Conozco gente que lloró viendo La Vendedora de Rosas. Yo también lo hice, pero porque me dolió en el alma haber pagado la boleta para verla. ¡Por favor, que alguien me diga, ¿qué carajos le ven a Víctor Gaviria?! Sus actores naturales, dirán algunos, y sí, ¡madrean con mucha naturalidad!, pero nada más. Si nos atenemos a la filosofía del director paisa, como yo no sé actuar, sería un protagonista perfecto. (Aunque confieso que me daría pánico actuar en una película suya. Sus actores llevan a cuestas una maldición que los conduce rápidamente al cementerio, o a la cárcel. Incluso se dice, no me consta, que Ramiro Meneses le rezó tres novenas al Divino Niño para sobrevivir a Rodrigo D). Y también sé lo que hay que saber para ser guionista de sus historias: conjugar el verbo putear en todos los tiempos. Eso sí, al Víctor lo que es del Víctor, hay que reconocerle esa capacidad única para encontrar, inventar y poner a circular palabras terminadas en “rea”.

Andrés Cabas: Les confieso, nací carente de toda aptitud musical. Tiene más oído una serpiente. Si un músico me dice que le haga un FA, le respondo que siempre y cuando no sea de plata. Si me piden alcanzar un SOL, les pregunto si quieren el clásico o el que viene con clavos y canela. Si me preguntan qué es una corchea, me dejan corchado… pero con todo y eso, sé que puedo cantar mejor que Cabas. Una vez lo vi en concierto y me quedé sin saber si estaba cantando en vivo o en muerto. Muchas mujeres dirán que miento, que Cabas canta divino, pero su criterio no es digno de ser considerado. Son las mismas que afirman que Diomedes Díaz es un papacito.

Fernando Londoño: El señor Londoño me causa desazón porque se da el lujo de ser columnista en diversos diarios del país echando mano de una vaina que a mí también me sobra: el manejo de la más excelsa y verborréica retórica poético-uribista. Y lo ejemplifico con el siguiente párrafo al estilo de la más exquisita escuela Londoñezca: “Arredrada encuéntrase la mezquindad ante el Zeus antioqueño, la efigie viva de la justicia que con sabio estoicismo soporta la batahola proferida por jumentos denostadores, párvulos apátridas que osan arrojar befas sobre el autentico Hado paisa, aquel que no amilana su semblante ante martingala cualquiera. Uníos pues hermanos de la fe uribista y elevad odas al Odín medellinense, aquel cuya ígnea pasión fue azote del bandido que buscó avecindar su calaña, en vulgar contubernio con nefasto país del sur. Nos llamarán caterva, me tildarán de rábula, pero recibidlo con orgullo, son emolumentos propios de los discípulos escogidos por un Mesías echado pa´ lante”. Mínimo acabo de comprar mi tiquete de entrada al diario El Colombiano.

Poncho Renteria: Y si de columnistas se trata, aquí está la joya de la corona. Si don Poncho puede tener columna en El Tiempo, yo no me puedo morir sin lograr otro tanto. ¿Cuál es su mérito? ¿Sostener tertulias en una peluquería de mujeres? Yo puedo hacer eso y hasta más. Puedo ser tan feminista que Florence Thomas parezca un macho al lado mío. Para mis amigas yo soy la amiga a la que le sale barba. Estoy a dos fines de semana de ser invitado a una pijamada. Y en cuanto a la voz, por favor, yo también tengo una muy buena imitación de Alf. Si El Tiempo es de Planeta, ¿por qué siguen con un tipo que muchos sospechan es de otro planeta?

Luis Carlos Restrepo: Mi problema no es con don Luis Carlos, simplemente le tocó ser el paganini. Mi objeción es con cualquiera que ocupe su cargo. ¿Qué habilidad verdadera se necesita para ser alto comisionado de paz? ¡¡Ninguna!! Tras 50 años de guerra el cargo de comisionado de paz se ha convertido en una figura meramente alegórica. ¿Qué resultados tangibles se le pueden exigir a un hombre cuya función es razonar con la guerrilla? Eso sería como regañar a los científicos colombianos por no haber puesto un cohete en la luna. Tan comisionado como es él, puedo serlo yo. No nos digamos mentiras, éste cargo es tan decorativo como el de un delegado de rifas juegos y espectáculos.

El Padre Chucho: Como ignoro su nombre de pila, me refiero a él por su alias. ¡Qué tipo tan insoportable! Es tan roba pantalla que hasta la imagen del Divino Niño ya lo mira con recelo. Ver las romerías de gente que se forman para tocarlo, me produce lo mismo que las de quienes quieren meterle la platica a una pirámide. Y ni hablemos de su CD de villancicos, porque prefiero mil veces ponerle sotana a Cabas y escucharle a capela el Tutaina Tuturumaina. Por todo lo dicho, pónganme un cleriman y verán que puedo ocupar el puesto del Padre Chucho. Me declaro en capacidad superior a la suya para aconsejar a las amas de casa; y de un tiempo para acá, llevo a cuestas una castidad que envidiarían ciertos jerarcas de la iglesia. Sólo un merito le reconozco al Padre chucho: La capacidad para hacer coincidir en un solo sentimiento a católicos y ateos. El tedio.

Rafael Novoa: Pa´ qué, el tipo tiene su facha. Sí, aún a riesgo de poner en entre dicho mi heterosexualidad, admito que el man es pinta. Pero mujeres, tampoco es para que respiren como asmáticas cada vez que aparece en pantalla el susodicho. Si es por su look Pura Sangre, yo también ando con la barba de tres días. Si es por su capacidad interpretativa, yo también puedo hacer de mí mismo. Y si me dicen que es por su intelecto, dudo seriamente que un participante de “¿Quién quiere ser millonario?”, use su llamada a un amigo para consultar al señor Novoa. Mujeres, deberían preferir a un tipo como yo, normalito, pero con algo que siempre dicen buscar en un hombre: que las haga reír. Quizá don Rafa tenga sentido del humor, pero yo tengo humor en todos los sentidos. ¡Soy comediante maldita sea!

Carlos Antonio Vélez: Mal contados, así por encimita, este país tiene por lo menos unos 45 millones de comentaristas deportivos. Sólo hay una diferencia entre lo que dicen los comentaristas en pantalla con lo que dicen los tíos en la sala: que los segundos pueden putear al jugador que se comió el gol. ¿Cómo llegó Carlos Antonio Vélez a comentar futbol con esa retórica tan compleja? Habla tan enredado que debería trabajar como asesor en la próxima campaña de Antanas Mockus. Cómo pretende este señor que un futbolista que ni terminó el bachillerato entienda lo que es una línea de tres, o que antes de centrar un balón se detenga a considerar la bisectriz de una tangente. A Maradona para hacer el gol con la mano nadie le dibujó la estrategia en un tablerito. Yo puedo desempeñar mucho mejor el rol de Carlos Antonio Vélez, con comentarios claros y concisos como el resto de los colombianos: “¡A la selección lo que le hace falta es meterle güevas!”.

Camilo Villegas: Este sí es la tapa del desconcierto. ¿Por qué gana lo que gana? Señores de la federación colombiana de golf, yo también soy capaz de jugar torneos y perderlos todos, y les cobraría mucho más barato.

Así pues, a partir de este momento me matriculo en esa inmensa mayoría integrada por héroes ignotos y estrellas anónimas que juramos y rejuramos tener más talento que aquellos que brillan enfrente, mientras varios detrás de nosotros, aún más ignorados, afirman lo mismo, porque en este instante habrá quien termine de leer el articulo y se pregunte: “¿Este man con semejante bobada escribe en SOHO? ¡Yo puedo hacerlo mucho mejor!”.



Revista Soho, mayo de 2008.


Fe de erratas: Fue solo después de la publicación de este artículo que Camilo Villegas por fin ganó algo… sospecho que lo hizo pa´ joderme.

UN AMIGO QUE NOS CAMBIO LA VIDA

                                      (HUMOR)


El Infierno fue llamado por los griegos: El Hades, y es llamado por los colombianos: El Transmilenio. Hay quienes me llamarán exagerado, coincidencialmente puede ocurrir que los mismos en darme dicho título sean los propietarios y funcionarios de tal empresa. Para efectos de impacto por parte de esta columna debería rotularme como “Usuario” de Transmilenio, pero creo es más honesto y fiel a la realidad, presentarme como lo que soy: “Desertor” de Transmilenio. Mea culpa, hace ya un buen tiempo decidí no volver a emplear el mentado sistema (hágase énfasis en la palabra “mentado”), de no haber tomado dicha medida me vería como las personas que critican Padres e Hijos pero son capaces de desglosar todas las aventuras de Carlos Alberto y Daniela. ¿Cuándo tomé la valiente decisión? Transcurría una lúgubre tarde capitalina y hallándome en medio de diez personas, a las cuales jamás pregunté su nombre pese a compartir un momento tan intimo como lo son las interacciones corporales propias del transporte que nos atañe, tuve una epifanía: “me desplazo en un cargamento de reces”, e inmediatamente opté por descender mucho antes de mi destino y pagar las consecuencias, es decir, el taxi. ¿Qué motivos tuve para hacerlo?, a continuación describo las infaustas razones que me motivaron a rehuir el gran sistema de transporte masivo (hágase énfasis en la palabra “masivo”).

Si la semana santa tiene las estaciones del vía crucis, Colombia tiene las estaciones del Transmilenio. Qué inmensa penitencia es aguardar el busecito rojo. Al nacer el sistema una de sus premisas radicaba en hacernos atravesar la ciudad en el menor tiempo posible, cosa que en efecto logra, tampoco vamos a decir que no; ¡pero!, un viaje de treinta minutos que perfectamente logra en quince, se ve opacado por los veinte que debemos esperar para poder abordarlo. Y las eternas esperas se extienden más allá de las estaciones, recordemos los buses alimentadores, que si acaso deberán su nombre a que con ese trabajo los chóferes alimentan sus familias.

Cuán acertado es el coloquial juego de palabras con que los bogotanos se refieren al sistema llamándolo: “Transmilleno”. Hay que ver la forma en que los usuarios deben entrelazarse estando a bordo en el festín orgiástico con que siempre soñó Calígula. Estar a bordo en plena hora pico nos obliga a una respiración que necesariamente debe hacerse al estilo de reanimación paramédica, es decir, boca a boca. Estoy seguro que ese cuadro ofrecido por una mujer que transpira rodeada de diez hombres arrancaría lágrimas emocionadas al Marqués de Sade. Incluso he llegado a conocer el caso de monjes que se niegan a abordar uno por miedo a perder su celibato de forma no consensual. Lo bueno del hecho es que según recientes estudios, nada es tan eficaz como un viaje de portal a portal para ver un notable incremento en la libido de quienes pudieran haberla perdido.

Ahora bien, si no le ve problema a los roces comunitarios, quizás sí lo vea al factor comodidad. Usted tiene previsto permanecer cerca de la puerta para no hallar problemas al llegar a su parada, pero las personas que empujan desesperadas por entrar para no esperar otros 20 minutos al siguiente bus, lo arrastrarán con una fuerza sólo comparable a la de los tsunamis. Una vez en el fondo y habiendo llegado a su sitio de destino, si quiere alcanzar la salida tendrá que pugnar entre un maremagno de cuerpos que lo harán sentir en plena batalla de la película Corazón Valiente.

Respecto al tumulto, y perdón si sueno reiterativo, hay algo que no comprendo: existe un selecto, mas no honroso grupo de chóferes de bus, que adeudan a la Secretaria de Transito verdaderas millonadas por comparendos sin pagar. Los noticieros han satanizado a estos pobres baluartes de la cabrilla mostrándolos como deudores irresponsables y a la Secretaria de Transito como una regente con mano blanda a la hora de hacer cumplir la ley, pero en honor a la verdad, la mayoría de estos partes obedecen a sanciones por sobre cupo, es decir, se supone violan la ley por llevar pasajeros de pie; ahora mi pregunta: ¿Por qué no ocurre lo mismo con el protagonista de éstas líneas?, ¿qué facultad divina otorga el derecho a los busecitos rojos para poder apretujarnos y cultivar en nuestras piernas la vena varice sin temor a la ley? En vista de que nadie me da una respuesta satisfactoria, seré yo mismo quien intente resolver la duda actuando como abogado del diablo. Quizá la respuesta sea: por los lujos que brinda; pues al Cesar lo que es del Cesar, en Transmilenio no se suben a vendernos nada, estamos a salvo del shopping urbano en que a uno le encartan con cosas que jamás habría comprado, de no ser porque su vendedor es un niño que nos hace sentir culpables por vivir con la ostentosidad del salario mínimo.

También nos ha librado de soportar la emisora que gentilmente comparten los conductores de bus con sus pasajeros, que, seamos sinceros, lejana está de ser la W o Melodía Stereo. Y sumaré otras ventajas que hallo, muy a título personal, para que después no digan que me ensañé en una diatriba destructiva. Transmilenio nos brinda el entretenido espectáculo romano de personas a punto de ser guillotinadas por las puertas que se cierran a escasos centímetros tras ellas. Y aquí vale citar una hilarante frase que puede leerse sobre la trampa mortal de las puertas: “No pararse en la franja amarilla por su seguridad”. Podrá decírseles de todo, menos que no advierten del peligro. Otra frase que me resulta graciosa es: “No hable con el conductor”; ¡que lastima!, arruinaron las entretenidas tertulias literarias que solía sostener con los chóferes durante el recorrido. Y tenemos el letrero que anuncia la capacidad del bus, el cual si fuera exacto en su cálculo diría: “Pasajeros sentados, 48. Pasajeros de pie, todos los que aguanten las leyes de compresión física”.

No puedo terminar sin reconocer la constante labor de ésta empresa por sorprender a sus usuarios, puedo dar fe de ello; desde el momento aquel en que mi paciencia claudicó haciéndome preferir cualquier otro medio de trasporte, he debido utilizar el sistema en contadas tres ocasiones, y debo afirmar que en cada una de ellas me he visto sorprendido, siempre me encuentro con algo nuevo: ¡el precio del pasaje!, que tan sólo se limita a subir en igual proporción al aumento de los reclamos por parte de los usuarios. Es así que finalmente Transmilenio nos ha dado un maravilloso obsequio, la unidad ciudadana, que repetidamente aúna esfuerzos por paralizar el servicio para hacer sentir sus reclamos. La única y lamentable razón por la que estas protestas resultan poco, o nada efectivas, es muy sencilla: no logra unirse la gente en totalidad, pues las personas que aguardan en la estación contigua al lugar de la protesta, lejanas de sospechar un boicot ciudadano necesitado de más partidarios, simplemente creen que el bus, como siempre, está demorado.


Epilogo: hoy, casi tres años luego de haber escrito esto, ya tengo carro: ¡Lero, lero!

Epilogo 2: hoy casi dos semanas luego de haber escrito el primer epilogo, estrellé el carro.

DELINCUENTES VERDES

                                          (HUMOR)


Desde hace 50 años el FBI publica periódicamente un listado de los delincuentes más buscados, conformado en su mayoría por terroristas, narcotraficantes, asesinos seriales, mejor dicho, la crema y nata de la delincuencia mundial. Ahora, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, da a conocer un nuevo listado, pero exclusivo de delincuentes antiecológicos. Entre ellos figuran personajes acusados de arrojar desechos químicos a los ríos, traficar con animales, importar vehículos sin los estándares de gases, etc.

Tras conocer la noticia me di a la tarea de buscar el listado para ver si reconocía alguno de los criminales para contribuir a su captura, y descubrí que fueron muchos los que escaparon a la reseña. Por eso, con ánimo de completar la información que prevenga a la ciudadanía, publico a continuación otros delincuentes que con sus pérfidas acciones no hacen más que atentar contra el planeta. Si llegan a reconocer a alguno de ellos, no duden en dar aviso a los oficiales de Greenpeace.

Javier Mata: Violó una selva virgen despojándola de su condición doncel… No fue un abuso carnal, pero sí muy vegetal.

Antonino Garabito: Se propasó con un arbusto enano.

Carlos Fauno: Prendió llamas en el bosque… Los pobres animalitos sufrieron y un peruano llora su pérdida.

Cedro Ramiro Níquel: Dermatólogo negligente, 500 cactus pasaron por su consultorio y salieron con espinillas.

Vicente Fernández: Usó una superficie vegetal con fines egoístas, grabar en la penca de un maguey tu nombre… Hay una confesión grabada que vendió millones de copias.

Bonsái Eliécer Martínez: Comercializaba marfil obtenido de elefantes… en su defensa alegó ser dentista veterinario y dichas extracciones fueron necesarias por caries en los paquidermos.

Juan Roble Pérez: Le encargó un neceser a un pájaro carpintero y jamás le pagó el trabajito.

María Conífera Estrada: Discutió con un árbol y le dijo bruta a su sabia.

Narciso Valencia: Conducía en estado de ebriedad y arrolló un pino… el pobrecito continua en estado vegetal.

Jorge Villamil: Hizo llorar a unos guaduales.

Carlos Lirio: Inculcó la costumbre de la masturbación a un orangután hasta volverlo un onan-gutan.

Mowgli: Sacó ediciones piratas del libro de la selva.

Flor Camelia Huerta: Fue a la casa de un camello a darle cantaleta, lo jodió, lo jodió y lo jodió, hasta que le jorobó la vida.

Orquídea Holguín: Le echó agua a un tigre de bengala, y la bengala se apagó.

Hele Chopin: Vio unos canguros estorbando en la carretera y los reacomodó de vía… los puso en vía de extinción.

Geranio Paneso: Destrozo tres flores, les rompió el corazón a Azucena, Rosa y Jazmín.

Gardenia Sabina: Esposa celosísima que destrozó una planta, dizque por trepadora.

CLÍNICA DEL HORROR

                                      (HUMOR)


Italia está conmocionada. Un grupo de médicos practicaba a sus pacientes cirugías innecesarias con el fin de obtener jugosos reembolsos pagados por el seguro social. Estos galenos para quienes Hipócrates es un personaje imaginario, inventaban procedimientos con el fin de facturar. Podríamos decir que su lema era: “Bisturí en las carnes, dinero en las cuentas”.

Como los reembolsos de la seguridad social son más elevados cuando se pasa por la mesa del cirujano, se calcula que estos estafadores le habrían sacado al seguro social unos 2,5 millones de euros con sus antiéticos procedimientos. Al parecer, ingresar a las instalaciones de la clínica era como ir a una carnicería en día de promoción. Caminando por sus pasillos no era raro encontrar órganos volando, más de un colombiano desprevenido habría pensado que estaba en zona de dominio paramilitar.

Conozcan parte del prontuario delictivo de los cirujanos diabólicos: A una señora de más 90 años le instalaron una prótesis sin esterilizar porque tenía una expectativa de vida breve; a una mujer de 42 años le extirparon un seno por la presencia de dos nódulos; a una joven de 18 años le mutilaron un seno por un adenoma benigno – ignoro qué es adenoma, pero la palabra benigno clarifica el panorama -- y a un señor de 38 años que tenía pulmonía le quitaron parte del pulmón en vez de tratarlo con antibióticos. También está el caso de una mujer de 88 años operada tres veces en el mismo año, lo que le produjo a la clínica ganancias por 12.000 euros.

En Colombia un hospital de estas características sería imposible, puesto que la seguridad social jamás generará tan jugosos reembolsos a cirujanos que pretendan imitar la modalidad de estafa italiana. Con esa tranquilidad en el alma, decidí investigar el resto de procedimientos practicados en la clínica del horror.

 Un señor tenía una leve desviación en la columna y decidieron implantarle una mucho más fuerte, optaron por una de las columnas de Antonio Caballero.

 A un paciente le abrieron una pierna porque encontraron que tenía demasiado parecidos los gemelos.

 A un anciano le extirparon la tibia para ponérsela a enfriar.

 A un pianista le implantaron una mano en la oreja para que pudiera tocar de oído.

 A una joven que tenía excelentes defensas, le recetaron unos muy buenos delanteros.

 A un señor le detectaron que su oído tenía por huesos un yunque y un martillo, así que decidieron montarle una ferretería en la oreja.

 A un señor le pusieron un lector láser en el pene, para que el suyo fuera un aparato reproductor de CDs.

 A un abuelo le implantaron una vajilla que hiciera juego con sus vasos sanguíneos.

 A una anciana le quitaron el dedo corazón para reducirle el riesgo de sufrir problemas cardiacos.

 A un gimnasta le reemplazaron las muñecas por unas Barbies que son más populares.

 A un niño le extirparon el esternocleidomastoideo para que no sufriera aprendiendo a pronunciarlo.

 Un señor se llamaba Adán Aurelio y determinaron que le sobraban costillas.

 Un trapecista se cayó en pleno desarrollo de su oficio y le quitaron la mano por si desarrollaba pánico al trapecio.

 Un señor sufría cáncer, y le cambiaron el signo zodiacal.

 A un filósofo le reemplazaron el húmero por Homero.

 A un joven decidieron curvarle el recto.

 Un señor llegó con un cuchillo incrustado en su abdomen, y le metieron un tenedor para completar los cubiertos.

 Un señor llegó con fiebre uveoparotídea, y optaron por extirparle el apéndice porque no tenían ni idea qué era lo otro.

BLANCO Y NEGRO

                                     (HUMOR)


¿Qué pensarían de un tipo si dice que los blancos son más inteligentes que los negros? Con seguridad todos diremos que es un maldito racista. ¿Y si el tipo que lo dijo fue ganador del premio Nobel de medicina por descubrir el ADN? Posiblemente algunos digan que es un maldito racista… pero con criterio. Pues en efecto ocurrieron ambas cosas. James D. Watson, de 79 años y descubridor del ADN, afirmó al diario británico The Sunday Times, que es evidente la inferioridad mental de la gente negra en comparación con la blanca. Me puse a investigar sobre el peculiar personaje y encontré que no es la primera perla de nuestro amigo el Doc. Alguna vez afirmó que una mujer debería tener derecho a abortar si los análisis preparto mostraban que su hijo iba a ser homosexual.

El enfrentamiento racial es algo que lamentablemente nos acompaña desde tiempos inmemoriales, pero quien llevo la rivalidad entre blancos y negros a un plano inteligente fue el inventor del ajedrez. De igual forma quiero contribuir con argumentos inteligentes a la solución de esta polémica suscitada con las declaraciones del señor Watson (que en nada se parece al ayudante de Shelock), para ello presento a ustedes un importante documento que espero sirva para dar fin a una polémica de tan mal gusto:

Documento Multicolor.

Lo siguiente es un análisis profundo y exhaustivo de los pros y contras en cada color de piel de los dos en pugna, confrontándolos y asignándoles una puntuación que aspira ser lo suficientemente concluyente.

1 – Tomemos a los dos mejores jugadores de fútbol en la historia del mundo: Pele, el negro. Maradona, el blanco. Pele ganó tres mundiales, Maradona dos. (Punto para el negro). Pele supo retirarse en la cúspide de su gloria, Maradona terminó expulsado de lo mundiales por su adicción a la droga. (Dos a cero ganando el negro). Maradona es el único jugador de fútbol que en pleno mundial se ha dado el lujo de hacer un gol como si fuera básquetbol. (Descuenta el blanco, 2-1 a favor del negro, la puntuación continúa).

2 – Tomemos al Hombre como especie en su etapa previa, es decir: el Homo Sapiens. De acuerdo a las conclusiones científicas, los primeros Homo Sapiens eran melanodérmicos, esto significa: de tez oscura. Ganaría el negro por orden de asistencia, pero en los libros y álbumes al Homo Sapiens lo pintan blanco, gana entonces por una adecuada comercialización de su imagen. (Punto para el blanco, se empató el asunto).

3 – Los más grandes del boxeo mundial fueron negros, Mike Tyson y Mohamed Alí. Pero fue un blanco a quien se le ocurrió escribir Rocky para protagonizar seis entregas y ganarse un Oscar. (3-2, repunta el blanco).

4 – Abraham Lincoln y John F. Kennedy, son de los más importantes presidentes norteamericanos, y los dos son blancos. Eso le daría punto a su color, pero ambos fueron asesinados por otros blancos, se les penaliza con un punto menos por ser tan pendejos de eliminarse entre ellos. (2-2. Empatados de nuevo).

5 – Michael Jackson, quien nació negro, luego se volvió blanco. Su fama le llegó cuando era negro, y sus metidas de pata las cometió siendo blanco, entonces es un blanco estupido, pero así mismo, es un negro que cometió la estupidez de convertirse en un blanco estupido, por ende, penalizamos con un punto menos a blancos y negros por tanta estupidez. (1-1 Mejor dejamos aquí la comparación y lo declaramos empate técnico).

SALIMOS A DEBERLE A JUDAS

                                                    (HUMOR)


En el 2006, el magnífico canal National Geographic, sorprendió a propios y extraños con cierta revelación llamada a romper uno de los mayores paradigmas de la historia. El Evangelio prohibido de Judas --- como se llamó el especial --- tenía por propósito demostrar que Judas Iscariote no fue aquel pérfido traidor que vendiera a Jesús, sino el discípulo privilegiado a quien el Señor encargó la misión más difícil: ¡sacrificarlo! Tal descubrimiento me llevó a crear un organismo encargado de investigar a fondo el pasado de la humanidad, e impedir que sigamos sumergidos en la ignorancia de las imprecisiones históricas. Fue así como nació el centro de estudios EVANOPA: “Esa Vaina No Pasó”. Y a continuación comparto algunos de los asombrosos descubrimientos que hemos realizado:

Primero que todo, a Judas no le dieron 30 monedas de oro por delatar a Jesús, en realidad recibió tan sólo 27, ¿por qué?, por la retención en la fuente.

La verdadera razón que tenía Judas para traicionar a su maestro, es que por ser el número 12, siempre lo dejaban en la banca cuando jugaban fútbol.

Noe no montó en el arca una pareja de cada especie, el caracol subió solito porque su reproducción es asexual.

Los planetas no giran alrededor del sol, es el universo entero quien gira alrededor de Álvaro Uribe.

El Titanic no se estrelló accidentalmente contra un iceberg, el barco fue secuestrado y estrellado intencionalmente por unos pingüinos Talibanes... Sospechan de los de Madagascar.

Neil Amstrong no fue el primer hombre en pisar la luna, dos días antes Superman había pasado por ahí.

Maradona nunca hizo un gol con la mano, pero con la mano sí metió sus buenos pases.

Cuando a Newton le cayó una manzana en la cabeza no descubrió la ley de gravedad, sino la gravedad de un golpe en la cabeza.

Las Torres Gemelas no eran idénticas de nacimiento, la más feita se operó.

Lázaro no fue el primer hombre en resucitar, mucho antes lo había hecho Joselito Carnaval.

Noe no se salvó del diluvio por construir un arca, el tipo preciso andaba de vacaciones en un crucero cuando se largó a llover.

Moisés no se quedó a vivir con el pueblo de Israel, pero para no pagar el catastro de la tierra prometida.

Adán y Eva no fueron expulsados del paraíso por comer una manzana, sino por colgarse con el arriendo.

Fue el Arcángel San Gabriel quien debió avisar a Maria de su embarazo porque allá no existía Profamilia.

En la época de Jesús muy pocos sabían matemáticas, fue por eso que quedaron tramados con la multiplicación de los panes.

En efecto Moisés sí separó las aguas, pero ellas desde hacía rato querían el divorcio.

El hijo prodigo volvió a irse de la casa, porque se aburrió de que para abreviar “Hijo Prodigo”, le dijeran “HP”.

Es falso que a Jonás se lo haya tragado una ballena, porque si Va-llena, ya no come.

Simón Bolívar sí tuvo herederos, cuando adquiría algún servicio en Venezuela le tocaba dejar un hijo, porque allá se paga con Bolívares.

La edad de bronce no fue de las primeras, a decir verdad llegó de tercera y por eso le tocó conformarse con la de bronce.

En la edad de hierro la gente no envejecía, los cogía el oxido.

La verdadera guerra fría tuvo lugar cuando se encendieron a canecazos unos vendedores de paletas con otros de Bon Ice.

La colombina es una golosina que se viene procesando desde mucho antes del año 1.400, por eso existe la época Precolombina.

Los emperadores no obligaban a sus esclavos a construir las pirámides, los convencían de que la pirámide es un juego en que ganan todos y no una estafa.

En China, hacia el año 907, la dinastía “Tang” terminó derrocada, pero por otro jugo en polvo.

Hacia 1547 se realiza el primer texto impreso en lengua vasca, pero solo mucho tiempo después pensaron que era mejor imprimirlo en papel.

El escritor Montaigne terminó escribiendo ensayos por accidente, al principio hacía poemas pero no le quedaban bien y su maestro le dijo, “mejor siga ensayando”.

La verdadera época de las cruzadas ocurrió cuando la gente empezó a cruzar las distintas razas de perros.

El muro de los lamentos debe su nombre a que los obreros que lo construyeron vivían lamentándose de su sueldo.

Para los nazis era tan importante que los niños prestaran atención en el estudio que por eso construyeron los campos de concentración.

La vía Láctea nació por el reguero que dejo un platillo volador que transportaba leche.

La opera de “Orfeo”, nació como parodia de la opera de “Orbello”.

En mil cuatrocientos comenzaron a nacer demasiados niños, por eso se le conoce como la época del renacimiento.

Las batallas de independencia Norteamericana comenzaron por las colonias inglesas, y continuaron por los perfumes franceses.

Juan el bautista no realizó la mayoría de los bautizos en el río sino fuera de él… un día de invierno bendijo las aguas justo antes de que el río se desbordara bautizando un pueblo entero.

Las antiguas comunidades indígenas eran adoradoras de los insectos, de allí sobreviven las leyendas del Cucarrón Chibcha, el Zancudo Muisca y la Abeja Maya.

Lepanto no fue la guerra de un golfo sino un casino, donde Miguel de Cervantes perdió una mano… de poker, de ahí que fuera el manco de Lepanto.

En el año 100 comienza el auge de la cultura Zapoteca, en el 2006 comenzaría el auge de la cultura Chiquiteca.

Cristóbal Colon era muy feo, lo único que tenía de pinta era uno de los barcos que le dio la reina de España.

El científico que descubrió la vacuna contra la tifoidea lo hizo porque tuvo una “tifo-ídeota”.

Analizando la preferencia de los antiguos pueblos bárbaros encontramos que los conquistadores que ocuparon los dos puestos de mayor admiración fueron, Gengis Kan en el dos, y Atila el Huno.

Los míticos Rómulo y Remo fueron expulsados del plantel educativo en que estudiaban, el Gimnasio Olimpo-frances, porque cascaron a un amiguito que les dijo: “su mamá es una vieja bien loba”.

La Guerra de Troya realmente se originó por un juego de ajedrez, al parecer Menelao, rey de Esparta, fue muy mal perdedor y no soportó que el príncipe Paris se le comiera la reina.

El verdadero nombre del famoso pintor español Goya, no fue Francisco, sino Mo, se lo cambió cansado de que la gente se burlara de los cuadros firmados por Mo-Goya.

El periodo visigodo no fue seguido por el asturiano, en realidad luego del visigodo vino el (en ingles) VCD.

El famoso guerrero barbaro Gengis Kan no mataba por diversión, prueba de ello es que para entretenerse, Gengis Kan fundó la orquesta: “las chicas del Kan”.

Marco Polo no viajó a tantos lugares como afirmaba, en realidad le pidió a un amigo que falsificara sus sellos en el pasaporte.

El hijo del emperador Romano Marco Aurelio en realidad no se llamaba Cómodo, ese era el apodo que le tenían porque todo el día se la pasaba echado en la cama.

El conquistador que descubrió la isla Mal pelo, no quería llamarla Mal pelo, sino, Bello nocivo.

Mahoma no fue un profeta sino un disjokey, le decían Mahoma Mix… y fundó una emisora: La Meca te pega al cielo.

La locura que llevo al emperador Romano Nerón a quemar Roma se debió a que en la registraduría no le dejaron cambiarse el nombre de perro.

La Monalisa estaba embarazada, de igual forma antes de alcanzar la fama algunas gordas de Botero sufrieron de bulimia y anorexia.

El compositor de opera italiano Giusepe Verdi, no fue el más grande músico de su país, fue su hermano, quien creó la pieza musical que se canta en todos los cumpleaños y lleva su nombre: Happy Verdi.

AYUDEN A GAIA

                                            (HUMOR)


Amigos de la Tierra, es una organización no gubernamental (ONG para los que se despistan sin la sigla) de Oriente Medio, la cuál acaba de advertir sobre el peligro de una potencial catástrofe ecológica: el mar muerto podría haber desaparecido para el año 2050. Ésta voz de alarma evocó en mí, un afortunadamente rezagado sueño de la infancia: pertenecer a Los Planetarios. ¿Los recuerdan? El quinteto de amigos del Capitán Planeta. ¿Tampoco lo recuerdan? No los culpo. A decir verdad, los envidio. Pero en pro del presente artículo me veo en la penosa necesidad de refrescarles un poco la memoria.

El Capitán Planeta era el súper héroe de una caricatura que pudimos ver a finales de los ochentas, principio de los noventas. Si bien la motivación de lucha del Capitán Planeta puede ser más loable que la del Capitán Centella, la verdad es que en cuanto a presencia y adeptos se refiere, el Capitán Planeta no llega ni a grado de soldado raso junto al Capitán Centella. (¿Son impresiones mías o se me fue la mano usando la palabra Capitán?)

La trama de la serie es básicamente la siguiente: resulta que Gaia, la madre tierra, necesita conformar un grupo de héroes dispuestos a protegerla. ¿Y ustedes creen que para tan encomiable misión consideró el nombre de Roberto Tovar Gaitán? ¡No! Elige, por razones que solo ella conoce, a cinco jovencitos del común, y cuando digo del común, lo hago en serio, ninguno tenía absolutamente nada de especial, excepto un mutuo y horrible gusto para vestir. A cada uno de ellos entrega un anillo con dominio sobre un elemento, de manera que teníamos a: Tierra, Viento, Aire, Agua… y no me van a creer cómo se llamaba el quinto: Corazón. ¡Es en serio! Pero ojo, la trama se complica.

Estos cinco pospúberes, si se veían muy encamellados con la asignación en turno, cosa que efectivamente ocurría siempre, unían los poderes de sus anillos y con ello invocaban al Capitán Planeta, un tipo con la apariencia del Ken de la Barbie, pero gay. Con éste punto de partida podrán imaginarse el resto. Mientras el Capitán Centella luchaba a muerte con el malévolo Garra de Satán, los enemigos del Capitán Planeta eran personajes como: un bandido promotor de la erosión por olvidar sembrar atravesado, una desalmada señora que cometía la imprudencia de no reciclar, o un súper villano que pretendía apoderarse del mundo construyendo un láser atómico a base de sangre de delfín.

Pero dejando de desvariar y regresando al principio de la columna; del peligro que acecha al mar muerto lastimosamente podemos concluir que: los nobles esfuerzos del Capitán Planeta no rindieron frutos. Así es que, sin anillo de poder, pero con mucho entusiasmo, he creado una asociación ambientalista que se preocupe por nuestro agonizante mundo y tome cartas en el asunto. Amigo lector, si le preocupa la ecología pero no quiere formar parte de greenpeace porque odia cualquier cosa con nombre gringo, únase ya mismo a PLAVICO: “Planeta vivito y Coleando”.

En PLAVICO luchamos por las cosas vivas… lo sentimos mar muerto, llegamos tarde, pero oraremos por tu eterno descanso.

Por quien sí podemos hacer algo es por el mar rojo, y lucharemos por conservarlo, día a adía le aplicaremos tintes para que no se decolore.

También haremos alianzas estratégicas, como unirnos a un movimiento de paz para conservar el océano… pacifico.

Nos preocupamos por la sexualidad ambiental, de manera que le pondremos cinturones de castidad a las selvas vírgenes.

Acompáñenos a recorrer el mundo, si quiere conocer el océano Índico, yo le indico dónde queda el Índico.

Nuestras expediciones son seguras, si por cosas de la vida llegara a perderse en el río Ganges, son ganges del oficio.

Si no pasó unas felices pascuas, no se pierda ésta segunda oportunidad, acompáñenos a hacer limpieza en la isla de Pascua.

Vamos a salvar especies en vía de extinción en el polo norte, y si nos queda tiempo, en el polo democrático.

Ayúdenos a combatir el cáncer ambiental recogiendo firmas para que omitan de los mapas el trópico de cáncer.

Aunemos esfuerzos comprando terrenos para urbanizar el Sahara y dejarlo menos desierto.

Hagamos algo porque no haya más derramamiento de petróleo en el océano, no puede ser que ya hasta los tiburones tengan más petróleo que el suelo colombiano.

Combatamos la tala indiscriminada de árboles, si es necesario armemos a los árboles para que se defiendan por sí mismos.

E impulsemos una ley de justicia, paz y reparación ambiental. Que cada talador se acoja a ella confesando sus arboricidios a cambio de una rebaja en sus penas.

Hagámoslo ahora o nuestros hijos sufrirán, porque de seguir así, con toda seguridad transmitirán de nuevo al Capitán Planeta.

jueves, 8 de abril de 2010

ALÓ, ASISTENCIA SEXUAL

                                       (HUMOR)


Con el propósito de prevenir los embarazos a temprana edad y las enfermedades de transmisión sexual, el Ministerio de Protección Social puso al servicio de los jóvenes y adolescentes, líneas telefónicas para resolver sus inquietudes en materia de salud sexual y reproductiva. Desde ésta silla aplaudo la medida, pero reprocho que hayan tardado tanto en adoptarla. ¿Dónde estuvo cuando la necesité desesperadamente? ¿Quién me responderá por todos los años en que naufragué a la deriva de la ignorancia sexual?

Aclaro. No es que sea victima de la desinformación sexual, en honor a la verdad, un embarazo no deseado es algo que jamás ha hecho mella en mi tranquilidad, es decir, nunca he parafraseado a Hamlet enfrentándome al dilema: “ser, o no ser padre”. De igual manera me he visto exonerado de otras complejas dicotomías, como: “orinar, o no orinar”, porque muchas infecciones ocasionan que algo tan elemental como la ida al baño, se convierta en una tortura inquisidora.

Pero sí me habría encantado contar con un centro de atención al cuál llamar para formular mis numerosas inquietudes; porque mucho me temo, los desaciertos que no he cometido pueden no ser tanto el merito de mi educación sexual, como sí de mi escaso ejercer en la materia.

La línea está pensada para los jóvenes que se encuentran en pleno despertar sexual, pero como yo soy tan malo para madrugar, a mi despertar sexual le cogió la tarde. Por eso me he visto tentado a llamar, pero como soy tan inseguro, comienzan a llegarme las dudas, temores y complejos, y termino deteniéndome siempre en el último momento. Permítanme compartir con ustedes, que son mis confidentes, algunas de esas dudas.

Primero que todo. ¿Me contestará una mujer o un hombre? Eso me resulta dramáticamente determinante, porque si es una mujer, no importa con cuánta seriedad y profesionalismo hable, con toda seguridad mi organismo lo asumirá como si estuviera comunicándome con la línea “018000-CUQUIHOT”… 2.900$ más IVA el minuto.

De ahí en adelante, las complicaciones van in crescendo. Por ejemplo: ¿Si tocamos el tema de mi debilidad onanista, sería recomendable utilizar un teléfono manos libres?

¿Si se me cae la llamada, mi interlocutor pensará que en materia sexual todo lo demás también se me está cayendo?

¿Podría hablar con tranquilidad si al principio se escucha la voz grabada que anuncia: “para verificar una correcta atención ésta llamada puede estar siendo monitoreada”?

¿Si diagnostican que mi problema es una tendencia a asociarlo todo con sexo y de inmediato me ordenan marcar la extensión 69, me estarán mamando gallo o en efecto será ese mi problema?

¿Qué hago si expreso mi necesidad de tener sexo seguro y me recomiendan ir a una whiskeria? Porque allá sí tengo sexo… ¡seguro!

¿Qué tal que llame, exponga con detalle todos mis problemas y luego de media hora me respondan, con cierta risita burlona, que marqué a un número equivocado?

Son muchos temores para un tipo que hace tantos años dejo atrás la valentía de su adolescencia. En mi caso, lo mejor es no llamar, porque si de ésta manera el sexo me tiene turbado, llamando sólo conseguiría quedar más turbado.

50 PITUFI AÑOS

                                        (HUMOR)


¡¡Happy birthday to you, happy birthday to you, happy birthday Pitufos, happy birthday to you!! Sí señoras y señores, los Pitufos están de cumpleaños. La medio bobadita de 5 décadas entreteniendo al mundo. Y en Europa piensan rendirles un homenaje que esté a su altura --- bueno, no exactamente, o sería un homenaje muy pequeño ---. Tendrán canciones de aniversario, muñequitos en edición limitada, una colección especial de vestimenta, la emisión de sellos postales y exposiciones.

Mientras por allá festejan de lo lindo con tures temáticos y demás invenciones estrafalarias, yo les rindo un homenaje mucho más sencillo. Creo que todos hemos visto a los Pitufos, ¿pero alguna vez nos hemos detenido a analizarlos como se merecen? La verdad es que no. Aprovechemos entonces su medio siglo de existencia y reflexionemos sobre lo dura que debe ser la vida para ellos.

Partamos del triste hecho de sus viviendas. Estos pobres habitan en hongos. ¡En hongos por Dios santo! Un elemento biológico que ni es animal ni es planta. Son eso sí, unas cositas diminutas que algunos humanos usan para trabarse, o que en el mejor de los casos, terminan siendo ingredientes más de una pizza. Y esta realidad lo único que hace es resaltar su lastimera apariencia, porque verlos caminar por ahí sin ropita, me da la impresión de estar frente a un campamento de damnificados por alguna catástrofe natural.

Vayamos ahora a su pigmentación. Los hinchas de millonarios se jactan – no sabemos por qué – de llevar el azul en sus venas. ¿Pero se sentirían dichosos llevándolo en la piel? Lo dudo a fe. Ya de entrada, ¿si todos son azules, cómo hacen para saber cuando alguno se está ahogando? Imagino que para un rescatista de la Defensa Civil, a quien le han enseñado la tonalidad adquirida por un asfixiado, debe ser muy duro ver a los Pitufos y no sentir el impulso de arrojárseles encima a darles respiración boca a boca.

Y ese color en la piel debe acarrearles muchos más problemas. Por ejemplo, ¿cómo pueden distinguir a un Pitufo de la realeza? Por su sangre azul no es. O respóndanme ésta si son capaces: ¿Cómo hace Pitufina para saber que encontró a su príncipe azul?

A propósito de Pitufina. Qué dura la vida de esa niña. Una sola mujer entre 100 tipos. ¿Cómo podía caminar por las calles de aldea Pitufo? Aterrada, con miedo de una inminente violación. En qué momento se les subía la calentura a todos esos enanos y tenga pa´ que lleve. Al menos cuando hay varias mujeres se reparten entre ellas el morbo de los manes, pero si sólo hay una, todos visualizarán en ella la única posibilidad de ver satisfechos sus deseos carnales. Porque ni Papá Pitufo se salva de la sospecha, aceptémoslo, un viejito con barba que anda por ahí sin camiseta: ¡violador en potencia! Y una cosa advierto: ojo al hablar de Pitufina, no porque viva entre tantos hombres permito que se dude de su honra, ella no es ninguna mesalina que satisfaga tropas de machos ansiosos, en tal caso no sería Pitufina, sino Puta fina.

Y su drama no termina ahí. Calculen la angustia de una mujer sin amigas. ¿Con quién chismosea? ¿Cómo hace para ir al baño sola? ¿En dónde compra las toallas higiénicas? Por eso en los comerciales de protectores menstruales vemos que sobre la toalla riegan un líquido azul: homenaje a Pitufina, una mujer que ha debido sufrir a solas. El mayor gesto de solidaridad que puede encontrar en toda la aldea, se lo da Pitufo Vanidoso, quien en realidad no es ningún narcisista, sino una gay asolapado. Una cosa es mirarse al espejo todo el día, eso le pasa a cualquier respetable metrosexual, pero la florecita en la cabeza, esa sí que se la meta por donde seguro le gusta. Dicho esto sobre Pitufo Vanidoso, hablemos de otros aldeanos que resultan no menos inquietantes.

Pitufo Gruñón: Especulando, su constante mal genio podría deberse a la escasa posibilidad que de obtener sexo ofrece la aldea. ¿Pero de verdad será causal para andar rabón todo el día? Porque de ser así yo viviría rasgándome las vestiduras. En realidad creo que su amargura debe tener raíces mucho más profundas, por ejemplo, el hecho de que les hayan dado por uniforme un gorrito y pantalón blancos, con lo que han de ensuciarse dichas prendas viviendo en el bosque, y tener que lavarlas a mano, eso sí enfurece a cualquiera.

Pitufo Fortachón: Hay algo que siempre me ha confundido en este personaje. Es el tipo rudo, el musculoso, el malote de la vereda, ¿y justo lo que decide tatuarse en el brazo es un corazón? No sé qué tan lineal sea mi pensamiento, pero tiendo a asociar que un tipo cuya divina trinidad son los pectorales, bíceps y tríceps, resalta su vigor tatuándose un cráneo o un dragón, ¿pero un corazón? Debe ser un Osito Cariñosito infiltrado. Lo otro altamente sospechoso en Fortachón es la fuente de la que proviene toda esa inagotable energía. ¿Estamos acaso frente al campeón del dopaje? Hasta que no le estudien la orina mantendré mi suspicaz inquietud.

Pitufo Goloso: Algo es claro, la bulimia y anorexia son padecimientos ajenos a la preocupación de nuestro amiguito. Que coma más que el profesor Yarumo en sus correrías no es problema, lo que resulta chocante es que nunca engorde. Recuerdo capítulos en que el volumen de comida ingerida era superior al de su propia masa corporal, pero la barriga, intacta. Maldito afortunado.

Pitufo Bromista: Estamos ante el Pablo Escobar de los Pitufos, se la pasa poniendo bombas en todas partes. Lo único azul más peligroso que las barras bravas de Millonarios. El psicópata más grande en la historia de los dibujos animados, porque para él los explosivos son chistosos, para esta retorcida mente una explosión resulta jocosa. ¡¡Qué miedo!! Lo que me gusta de este personaje es que, sin proponérselo, consigue demostrar la poca inteligencia de sus congéneres. Recapitulemos, todos saben que se llama Bromista y siempre lleva un regalo que busca entregar a toda costa, ¿qué puede tener en el cerebro el Pitufo que aún caiga en la treta? ¿A nadie se le ha ocurrido encerrarlo para que se regenere? Pero me encantaría conocerlo para formularle una pregunta. ¿Si todos los días hace bromas, cómo se divierte el 28 de diciembre?

Pitufo Granjero: A diferencia de los demás, viste un overol y gorrito de paja, ¿por qué?, porque en realidad debería llamarse Pitufo Marrano, es el único que de verdad trabaja, se la pasa cultivando la tierra mientras los demás andan por ahí con sus bobadas. Mi total solidaridad con este sufrido personaje.

Pitufo Perezoso: Revalida lo dicho en Pitufo Granjero, que todos los demás son unos vagos, claro que este sí se descaró, es capaz de dormirse sobre un fogón prendido y graduarlo para que el calor lo arrulle. Me recuerda a ciertos ministros de interior y justicia de países suramericanos.

Pitufo Filósofo: Nuestro amigable cuatro ojos es el mamerto que no puede faltar. Quizás no un Descartes, un Seneca, un Platón, pero filósofo al fin y al cabo. Aunque, ¿qué sentencias puede legar al mundo un pensador azul de escasos centímetros? “Pienso, luego pitufiexisto”.

Pitufo Tontín: En toda sociedad los tontines tienen una razón de ser: elegir a sus gobernantes, por eso vienen en masa. Pero cuando nos presentan a un Tontín único, sin voz ni voto, en un pueblo donde la dictadura tiene al inamovible Papá Pitufo en el poder, nos preguntamos con desconcierto, ¿cuál es la finalidad de la existencia de este personaje? Tan difícil como responder a qué lado del pocillo se encuentra su oreja.

Pitufo Carpintero: Quizás fui un poco injusto al aseverar que Granjero es el único que trabaja en la aldea, Carpintero lo hace por igual, y la prueba fehaciente es que también usa overol. Es la versión reducida de McGyver. Puede construir lo que sea: un robot, un avión, un tren. Lo cual arroja una interrogante. ¡¿Si sabe hacer de todo, por qué diantres no construye una casa de verdad para que dejen de vivir en hongos?!

Pitufo Salvaje: Hay algo que jamás he logrado comprender. Se supone que se llama Salvaje porque vive en la selva, pero corríjanme si me equivoco, ¿los demás no viven exactamente en el mismo sitio? ¿O es que se fueron para un área metropolitana y nunca me enteré? Llamarlo “Salvaje” me parece tan aclaratorio como cuando a alguien en Chocó de sobre nombre le dicen “Negro”.

Papá Pitufo: Llegamos al extraño regidor de los destinos azules. ¿Alguien me puede explicar por qué este viejito rebelde se niega a usar el mismo traje de los demás? ¿A qué obedece el color rojo, es que quiere parecerse a Papá Noel o acaso es Comunista? Porque su característica barba y esa forma de amañarse en el poder, lo convierten en el Fidel Castro miniatura. Por otra parte, ¿de cuándo acá tienen que decirle “Papá”, ya ha reconocido a alguno en la aldea como hijo suyo? Me parecen de muy mal gusto estas dos muestras de petulancia en el susodicho, quien se supone sabe magia, pero para mí no pasa de ser un mero prospecto de Merlín.

Y por ultimo, un Pitufo que ha sido relegado a lo largo de los años. Pitufo Pipa de Ávila: al parecer se retiró de la serie antes de la culminación de su primera temporada, era un Pitufo inconforme con su condición, no la estatura sino el color. Se sometió a fuertes terapias de bronceamiento, pero lo único que obtuvo fue volverse morado. Así que se mandó a poner injertos de piel hasta conseguir parecerse un poco a los humanos. Luego, para reiterar aún más la protesta hacia el azul, decidió vestir la camiseta roja del America de Cali, equipo en el que militó consagrándose como pequeño gran goleador.

Pero un momento, no se vayan que nos resta un último elemento a considerar en la tragedia de nuestros amiguitos. Como si no tuvieran suficiente con todo lo dicho, incluidas sus caóticas personalidades, también son atacados por dos peculiares personajes.

Azrael: Un gato cuyo deseo de comérselos es tan solo equiparable al del coyote por echarse a la muela al Correcaminos (a propósito, no sé por qué ambos son tan obsesivos con querer comerse algo de lo que ni si quiera conocen su sabor, ¿qué tal que cuando por fin logren comérselos descubran que no les gustan, o que su carne los ponía indigestos? Habrían desperdiciado su existencia en una empresa inútil).

Y Gargamel: El rey de las obsesiones, tanto así que cada capitulo terminaba gritando: “voy a vengarme de los Pitufos, aunque sea lo ultimo que haga, lo ultimo que haga”. Se debe tener un nivel de bronca muy grande para decir que vengarse de alguien puede ser lo último que usted haga y quedar completamente satisfecho con que así sea.

Vean qué cerca está el drama de los suspiritos azules a la realidad colombiana. Viven en una aldea, bajo constante zozobra por cuenta de dos fuerzas dispuestas a acabarlos. Ahí está la fabula, hagan de cuenta un corregimiento asolado por guerrillos y paracos. Por eso resulta increíble que hayan coronado los 50 años y debemos celebrarlo. Ellos harán lo propio, soplarán las velas para luego disfrutar una rica torta cocinada por Pitufo Pastelero.

EL PERRO DE OBAMA

                                                   (HUMOR)


En el mundo están ocurriendo muchas cosas que son noticia: se recrudece el conflicto en la Franja de Gaza; la policía uruguaya detiene a la mujer de David Murcia; las FARC rechaza mediación de la iglesia para liberación de los secuestrados; Uribe recibe medalla de la libertad de manos de George Bush; Bernard Madoff continua libre bajo fianza. Pero no vamos a detenernos en ninguna de esas minucias. Ocuparemos las presentes páginas en un tema de verdadera relevancia: el perro que Barak Obama prometió a sus hijas.

Para quienes ignoren de lo que estamos hablando, la noche en que Obama partió en dos la historia convirtiéndose en el primer presidente negro de los Estados Unidos, pronunció las respectivas palabras triunfales ante miles de demócratas. Hasta ahí, normal. Pero en medio del júbilo de tan memorable victoria, le dio por prometer a sus dos pequeñas hijas que, como premio a su buena conducta durante la difícil campaña, les regalaría un perro que habrá de llegar junto a los Obama a la Casa Blanca.

Empecemos. ¿Realmente puede considerarse premio el hecho de recibir un perro? Levantarse a pasearlo, educarlo para que no dañe los muebles, estar pendiente de que no se le acabe el concentrado, ir detrás recogiéndole el popo. No jodas, qué castigo. Ya me imagino a las pobres Sasha y Maila, enrollando un periódico para cascarle al perro y refregarle el hocico en los orines que acaba de hacer mientras le gritan: ¡”Eso no se hace. Chichi en el patio, no en la oficina oval!”.

Pero don Obama no sabía en la que se estaba metiendo al contar en público su deseo de hallarles perro a las niñas. Menos repercusiones habría tenido que anunciará una reinvasión a Irak. Desde ese momento todo el mundo no ha hecho más que intentar meterle un perro por los ojos, le mandan ofertas de canes de todo el mundo, incluso una asociación de odontólogos se ofreció a extraer y enviarle puros caninos.

La encartada ha sido grande. Del Perú le ofrecieron un perro sin pelo llamado “Machu Pichu”, muy mal hecho por parte de los peruanos, está bien que se lo regalen, pero no le digan cómo tiene que llamarlo, a nadie le gusta que otro venga a bautizarle la mascota. Además, con todo respeto, el perrito no es muy bonito que digamos, lastima que ya no dan el programa de Laura en America que era donde tenían cabida todos los bichos raros.

También me enteré, confidencialmente, de otras ofertas caninas hechas al nuevo presidente. Francia le ofreció un Fox Terrier, Dinamarca le ofreció un Gran Danés, y Suizo le ofreció un perro caliente. Alemania quiso darle un Pastor Alemán, pero tuvo que rechazarlo porque era pastor protestante y no quiere peleas teológicas con la mascota. Y una oferta increíble, Lassie se ofreció a sí misma, ella solita le escribió una carta de su garra y letra, incluso adjuntó el pedrigree cinematográfico que la avala como buena mascota. La decisión está difícil, por eso al Can que aspira ser mascota de Obama se le dice Can-didato.

Lo que a estas alturas se me hace extraño es que Colombia no haya hecho su oferta perruna. Con la cantidad de perritos falderos que tiene Uribe, me parece una indelicadeza no poner alguno a disposición de la Casa Blanca. O ya que Obama es de gustos tan exóticos, deberíamos aprovechar la cantidad de peculiares razas que tenemos: el chandoberman, el pastor canequero, y el dalmatador.

Cabe aclarar que nuestro nuevo amigo del norte tampoco puso fáciles las características del animalito, imagínense, quiere que el perro sea un cruce, por aquello del mestizaje; que no sea cachorro para que llegue con un carácter ya formado, y que además sea hipoalergénico pues una de las niñas es alérgica. Mejor que las lleve a cine a ver Bolt y no molesten tanto. Claro que conociendo a los gringos, no falta el productor de televisión que ya esté pensando sacar provecho de esto y crear un reallity para encontrar la mascota presidencial, podría llamarse “American I Dog”, o “La Isla de los Canchosos”.

Lo cierto es que la búsqueda de este perrito está más larga que las aventuras de Benji el perseguido. Esperemos a ver en qué termina la novela, pero puedo vaticinar que el elegido no será un French Poodle, lo confundiría demasiado el hecho de ser el único blanquito en la familia.

LOS 80 DE MICKEY

                                         (HUMOR)


Imagino que el titulo del presente artículo tiene confundido a más de uno. Los 80 de Mickey suena a la competencia de los 50 de Joselito. Pero no, permítanme orientarlos por el correcto sendero del tema a tratar. Resulta que Mickey Mouse está cumpliendo 80 de vida. Esa es una cifra de admirar, especialmente en un negocio tan mal agradecido como el del espectáculo.

Respecto a Mickey, les voy a contar algo que de seguro ignoran, no debería jactarme de esto, pero en honor a la verdad, me precio de ser considerado uno de sus amigos más cercanos. Nuestra amistad nació tras compartir una derrota profesional, sucedió así. En cierta ocasión le ocurrió lo que tarde o temprano le pasa a todo comediante: sintió que nadie lo tomaba en serio, por lo que se propuso demostrar que su talento iba más allá de ser una cara bonita y bufonesco roedor. Recordó haber leído mi nombre en por los menos 5 libretos rechazados por Disney, lo que lo llevó a dudar de mis capacidades como escritor, pero a adorar mi persistencia. Me contactó, y tras abrir a mí su corazón, me pidió que le escribiera un monologo dramático en el que demostrará todo el dolor que puede conducir a un ratón hasta su tumba. Me lo tomé demasiado literal, fue así como nació la obra titulada: Maldito seas Racumín.

Fue estrenada con bajo perfil en un teátrico de la candelaria, un lugar con sillas de madera y sin espaldar, sin acústica, y una escasa capacidad para 30 personas, mejor dicho, aún sin la presencia de Mickey, el sitio era una ratonera. Como no queríamos llamar la atención de la prensa, lo presentamos a él con un seudónimo, pero para estar absolutamente seguros de que no iría nadie importante del medio, en la marquesina dejamos intacto mi crédito como escritor.

Maldito seas Racumín fue un rotundo fracaso, se presentó tres días seguidos consiguiendo un promedio de asistencia de 3 personas por noche, Mickey, el portero del teatro y yo, incluso la niña de la taquilla pidió libres las tres noches. Tan sólo el último día se presentaron dos hombres diferentes a nosotros, los abogados de Racumín para interponernos una demanda.

Mickey pagó la cifra solicitada por los demandantes, pero desde entonces, se mantuvo entre nosotros una bonita amistad, motivo por el que recibí una invitación para asistir a su fiesta de cumpleaños número 80, y fue muy desalentador el cuadro que hube de presenciar en la misma. Procedo a contarles algunas de las incidencias de la celebración.

Debí suponerlo, la fiesta estaba llena de puros viejitos, eso sí, muy ilustres: Goofy, el Pato Donald, Tío Rico, García Márquez. El abuelito Mickey se veía lo más de tierno, todavía usa sus cargaderitas, claro que ahora son para sujetarle el Tena. Porque a pesar de sus años, sigue comportándose como todo un niño, se hace popo y chichi en la ropa.

Pero como sin importar sus años, sigue siendo visto como el mayor icono representativo de los pequeños. La fiesta tuvo una piñata, tan bienintencionada como aburridora, pues en vista de que todas las caricaturas estaban ancianas, no la llenaron con juguetes sino con bonos de Provida.

Realmente me rompió el corazón verlo así de acabadito, está completamente cegatón, tanto, que le tocó agarrar a Pluto de lazarillo. Cuando iba a soplar la velas casi se quema las orejas, es que ya ni a ellas es capaz de mantenerlas paraditas. Y estaba muequito, hace años perdió la dentadura, afortunadamente volvió a sonreír porque el ratón Pérez le regaló una caja de dientes.

Lo reconfortante vino cuando empezó a contarnos algunas historias que seguramente nadie conocía. Por ejemplo, ¿sabían que su primer papel lo obtuvo haciendo de extra en el flautista de Hamelin? O figúrense que presentó casting para hacer del maestro Splinter, la rata que enseña karate a las Tortugas Ninja… pero no se lo dieron por la edad. Nadie da trabajo a personas o ratones de la tercera edad. Qué desazón, si consigues llegar vivo a la vejez, será tan sólo para ver que sea ella quien te mate.

Mickey ya se siente cansado, son 80 de su vida entregados a una empresa que no parece estar dispuesta a dejarlo jubilar, con tal de negar una pensión hacen lo que sean. Para colmo de males, no le pagan regalías por usar su rostro como imagen. Pero no queda otra opción que la resignación pues se niega a contratar abogados, les tiene miedo, dice que son unas ratas.

CONTRACARA

                                      (HUMOR)


Un equipo de médicos del noroeste de China ha efectuado con éxito el primer trasplante de rostro practicado en este país, convirtiéndose así en el segundo del mundo. Pero no se me emocionen los feos, aún falta mucho para que podamos irnos de estrene facial. Estos casos no se presentaron por simple vanidad de sus protagonistas, sino por desafortunados accidentes que los convirtieron en aspirantes idóneos para la novedosa intervención quirúrgica.

¿Recuerdan la película “Contra Cara”? En ella, los personajes interpretados por Jhon Travolta y Nicolas Cage, intercambian rostros e inmediatamente adoptan la vida del otro sin que nadie sea capaz de notar la diferencia, tan idénticos quedan uno del otro, que cierto día al final de la grabación, Nicolas Cage se fue a la casa de Travolta y viceversa. Luego de ver esta visionaria historia, pude proyectar una imagen mental de mí mismo entrando a un consultorio medico, sosteniendo una revista con Brad Pitt en su portada y dirigiéndome con tono enfático al cirujano: “Quiero quedar igualito a ese mono”, porque le cuento a quienes lo ignoren, Brad Pitt ha sido el dios de los feos desde épocas de la mitología griega. Pero mi fantasía acaba de esfumarse, he debido poner los pies sobre la tierra al conocer los dos casos existentes de rostros transplantados.

Curiosamente, ambos pacientes quedaron desfigurados tras recibir ataques de animales, un perro y uno oso respectivamente. Por la similitud en el modus operandi, se especula que el perro y el oso puedan pertenecer a una misma red de trata de caras. Cada victima fue bendecida, tanto por el talento de los cirujanos como por la bondad de los donantes; pero creer que una vez salidos del quirófano podrán darse los lujos de Travolta y Cage, es algo prematuro. Veamos por qué.

Primero que todo, los tejidos están delicados, por ende la inmediata gesticulación es algo que se verá limitado, haciendo que la expresividad facial del paciente sea comparable a la demostrada por los actores de ciertos dramatizados nacionales, es decir, ningún gesto convincente. A eso sumamos el peligro de forzar la gesticulación, pues se corre el riesgo, por ejemplo, que el accionar de la ceja derecha cause desprendimiento lateral de un pómulo. Después está un riesgo que, si bien es menor, tampoco es que sea una minucia: la posible coagulación de los vasos sanguíneos (los platos sanguíneos no corren peligro porque son vajilla corpórea de mejor calidad).

Luego tenemos la probabilidad de un rechazo a corto o largo plazo, riesgo presente en cualquier tipo de transplante, pues el organismo es susceptible de rechazar un elemento extraño. ¿En el caso del rostro qué podría producir este rechazo? Son varias las causas potenciales: que los cachetes se muestren displicentes con la nariz, que la frente le frunza el ceño al mentón, que las orejas se hagan las de los oídos sordos con los labios, que los parpados se muestren fríos y distantes con las cejas. En fin, cualquier problema propio de un vecindario nuevo.

Pero para este impasse del posible rechazo al tejido implantado, la ciencia cuenta con los inmunosupresores, medicamentos cuya función radica en disminuir las defensas del organismo para que no rechace al elemento extraño, lo cual significa que deja el cuerpo a merced de las enfermedades circundantes; en otras palabras: es como abrir las puertas de par en par para recibir al invitado sin poder cerrárselas al colado.

Como si no fuera poco este asunto del rechazo fisiológico, debemos lidiar también con un posible rechazo psíquico. El paciente recibe ayuda psicológica para poder asumir su nueva identidad, aunque personalmente opino que todo radica en la cara que me haya tocado recibir, pues si de lucir como Tom Cruise paso a ser Danny DeVito, la terapia no me vendría nada mal; pero si siendo don DeVito me gano la lotería de parecerme al siempre joven Cruise, la necesidad del psicólogo estribaría en impedir que mi ego se eleve como Tom Cruise en Top Gun.

Y para acabar de completar, no olvidemos al donante, pequeñísimo inconveniente ético, dado que el noble benefactor debe desprenderse de su amado tejido mientras su corazón siga latiendo. Condición bastante complicada. No es fácil que alguien diga: “Tranquilos, quítenme la cara que no la necesito”, literalmente tendría que ser un descarado.

Y así podríamos seguir enumerando adversidades en ésta incontable lista de inconvenientes. Citemos tan solo tres: 1) Presenta serias contraindicaciones dotar de cara a un juez sin rostro. 2) Fisiológicamente hablando, un guerrillero está impedido de adquirir un rostro como el que quisiera, con varios frentes. 3) Si a usted le hacen el transplante y siente que las orejas se le ponen rojas, es porque alguien está hablando, no de usted, pero sí de su donante.

Mejor dicho, son más los contras que los pros. Pero sí es necesario despedirme resaltando un aspecto muy positivo del transplante de rostro: Si algo sale mal durante la cirugía, usted puede estar tranquilo, con toda seguridad le responderán, porque a diferencia de otros gremios médicos, estos son de los que sí ponen la cara.

LA TELEMEDICINA

                                               (HUMOR)


¿Han oído hablar de la Telemedicina? ¡¿No?! Pues permítanme informarles que ustedes son unos completos ignorantes, tanto como lo era yo hasta esta mañana cuando leí el articulo. Les cuento a grosso modo en qué consiste: En hospitales y hogares de Estados Unidos se utilizan las tecnologías de la medicina a distancia, más conocida como Telemedicina, servicio mediante el cual usted puede hacerse un chequeo medico vía Internet. Desconozco la capacidad de asombro que puedan tener mis queridos lectores, pero les informo que la mía se encuentra bastante desarrollada y ha reaccionado instintivamente a esta noticia. ¡¿Cómo rayos me van a examinar si no estoy presente?!

Primero que todo, al momento en que esté a mi disposición la tal telemedicina, hay algo que se me hará supremamente extraño, y es el no encontrarme frente a frente, sino a través de una cámara, con el doctor que me pida quitarme la camisa. Pero soy conciente de que ese problema solo lo tengo yo, a muchos esta peculiaridad los tiene sin cuidado, eso de empelotarse por web cam es algo que enloquece a muchos en los chats, tanto que lo ofrecen gratuitamente, y enciman, a manera de promoción, una pequeña representación en tributo a Onán.

La segunda disyuntiva que me presenta esta alternativa medica, radica en la poca confianza que me produce la extraña mezcla entre medico e ínternauta. De los primeros se dice que tienen complejo de Dios, lo cuál ni siquiera ellos son tan descarados como para refutar; y de los segundos se dice en cambio que la Internet les representa una divinidad suprema, por aquello de su infinita sabiduría y sorpréndete capacidad de ubicuidad. Basados en estos dos tótems de adoración, mi fe en ellos se ve seriamente comprometida.

Pero dejemos de lado mi mentalidad retrograda y reparos personales. Destaquemos mejor lo que creo pueden llegar a ser las grandes ventajas ofrecidas por la telemedicina:

Es la única asistencia de salud en que la rapidez para ser atendido no depende de tu medicina prepagada, sino de tu servicio de banda ancha.

Para practicarte un examen sanguíneo sólo debes insertar tu dedo en el puerto USB hasta que te sangre.

Si presentas problemas de audición, presiona fuertemente las teclas… en caso de escucharlas, tu oído está perfecto.

Si necesitas un servicio ginecológico incorpora cámara a tu computador y has clic en el link, losmirones.com.

Para el examen de próstata, desprende el Mouse, métetelo por el área destinada a ser auscultada, y dale click derecho, si no te duele, ¡felicitaciones, no solo estás sano, además has descubierto una habilidad muy bien remunerada en ciertos círculos sociales!

Tu amenaza ya no serán las bacterias, sino los troyanos.

Si tu enfermedad es la adicción al Internet, paradójicamente el remedio exigirá que conserves tu mal.

Si tu medico te cae mal, dale: Control Alt Suprimir.

La telemedicina te ofrece atención medica las 24 horas, a menos que no se encuentre disponible el servidor.

Y cuidado con la contraindicación, la telemedicina debe ser empleada en dosis moderadas o sufrirás de túnel carpiano.

DISNEY ORGIA

                                      (HUMOR)


Padres de familia de todo el mundo expresan en este momento su indignación tras conocerse un video en que aparecen muñequitos de Walt Disney teniendo relaciones sexuales. Cabe aclarar que los personajes en cuestión son en realidad muchachos de esos que deben disfrazarse con cabezotas gigantes como los celebres dibujitos animados. Y aunque no estamos hablando de sexo explicito y verdadero, sino de una mera camaradería en la que fingían montarse unos a otros – cosa imposible de llevar más allá con un traje de tres centímetros de grosor ---, los defensores de las buenas costumbres pusieron su grito en el cielo. Para ellos, la secuencia de poco más de un minuto constituye una pecaminosa orgia que haría ruborizar a Calígula.

Procedo a describir lo que pueden constatar con sus propios ojos entrando a you tube. Un arrecho Goofy reparte amor indiscriminadamente, siendo la ratoncita Minnie su principal beneficiaria. Un muñeco de nieve se suma a la faena ofreciendo sus helados glúteos a riesgo de derretirse. Las ardillitas Chip y Dale, voyeristas inseparables, contemplan deleitadas la bacanal hasta que Porno-Goofy decide integrarlas de manera activa. Todo esto se da en tanto el Capitán Garfio y una comitiva de representantes del mundo mágico restan atención a la caricaturesca cópula.

Ahora bien, no entiendo la indignación mundial ante el suceso, no solo porque carece de fundamento, sino porque en el maravilloso mundo de Disney ocurren cosas sospechosas que verdaderamente ameritan toda nuestra atención y suspicacia. Por ejemplo, fungiendo como abogado del diablo, por qué razón podría Minnie mostrarse tan afecta de prodigar intimidad carnal a Goofy que no sea la desatención marital de Mickey. Cuánto tiempo llevan juntos sin que éste haya sido capaz de hacer lo que hacen los roedores: reproducirse. Luego de tantas décadas la pobre debe estar cansada de esperar que la agarren de las orejas para darle como a rata.

Pero esta escasa señal de masculinidad en Mickey, contrasta con una faceta que le sugiere como macho a temer, y es el hecho de que sea el dueño de Pluto. Háganse esta pregunta: ¿Cómo diablos es que un ratón tiene por mascota a un perro? Si alguien le cuenta al gato Tom que en otro universo Jerry podría ser dueño de un perro, éste se moriría de la risa. Debe ser un roedor muy peligroso para controlar a un can. No se imaginan el miedo que me daba cuando en casa veíamos un ratón y mi papá lo mataba, yo pensaba: “ahora sí nos llevó el que nos trajo, cuando Mickey se entere, nos jodimos”.

Dejemos de lado a los roedores para adentrarnos en los misterios palmípedos. Tenemos ante todo, la vestimenta del Pato Donald. ¿Cómo es posible que a su edad se siga vistiendo de marinerito? Y lo peor de todo, sin usar prenda alguna en sus partes inferiores. En palabras poco elegantes, pero sinceras, Donald siempre anda con el culo pelado. Y algo que me desconcierta: ¿Si siempre anda con tanta libertad genital, por qué cuando sale de la ducha ahí sí se cubre con una toalla? Incluso, si en ese momento se la quitan, de inmediato se cubre pudoroso con las manos. ¿Qué estaba haciendo en el baño que ahora le preocupa ocultar lo que usualmente muestra ufano?

Esta conducta extraña del plumífero gruñón, es simple antesala a uno de los enigmas más antiguos de la historia mundial animada. ¡¿De quién carajos son hijos Hugo, Paco y Luís?! Me pregunto si un buen día estaba Donald viendo televisión cuando tocó a su puerta una pata desnaturalizada y le dijo: “vea, ahí le dejo a mis chinos, cuídelos, y eso sí, nunca permita que sepan quién soy, es más, si Don Walt pregunta por mí, dígale que ni idea”. Es que por alguna extraña razón, en éste universo, todos son tíos y absolutamente nadie es padre. Será por eso que le llaman: “El fantástico mundo de Disney”, porque sus habitantes parecen multiplicarse asexualmente.

Y a propósito de tíos que no son padres, ¿qué me dicen de Tío Rico? Hay algo muy extraño en este pato. Está bien que tenga dinero, ¿pero tanto? Hay gente a la que por menos le han abierto procesos de enriquecimiento ilícito. Dudo que tenga cómo demostrar la procedencia de tan inmensa riqueza. Es que si recuerdan, tiene una torre en la que custodia su dinero en efectivo, una piscina de billetes y monedas en la que le gusta nadar, lo que ya de por sí es de un mal gusto traqueto que mejor ni hablar. ¡Una piscina! Ni en las caletas de “Chupeta” se encontró tanta plata. Cuando allanan una propiedad narcotraficante, encuentran bultos de dinero que no requieren más de unos cuantos oficiales para ser transportados, pero si cayera Tío Rico, para vaciar su bóveda tendrían que contratar toda una cuadrilla de obreros en jornada continua. A mí que no me vengan con el cuentico de que los ladrones son los Chicos Malos, el que tiene mucho que explicar es el capo de las plumas.

Por estas y muchas otras razones que se me quedan en el tintero, digo que el problema no está en que los actores que representan a los iconos infantiles se entretengan simulando actos sexuales, lo realmente inquietante es saber si el delator que grabó el video era infiltrado de la Warner Bros o de Hannah Barbera.

EL PROFE

                                           (HUMOR)


La Policía capturó en el sur de Bogotá a un profesor de un colegio popular. Es verdad que hay profesores cuya mediocridad amerita prisión, pero no fue ese el motivo de captura de Casimiro Gutiérrez Castro. Resulta que, el profe Gutiérrez, alias "El Barbado" o "Gregorio", es guerrillero de las FARC, con una condena pendiente de quince años por homicidio y terrorismo. Su misión era la de reclutar jóvenes para el movimiento guerrillero inculcándoles doctrinas comunistas. Esta joyita de maestro fue aprehendido en 1995 por el Ejército, pero en el 2000 recuperó la libertad al ser incluido por las FARC en un intercambio de guerrilleros presos, por militares secuestrados. ¿Qué deducimos de ello? Que los capturados de hoy, son los canjeables del mañana. (O sea que, opino yo, podríamos ahorrarnos lo engorroso de los intercambios humanitarios de la siguiente manera: que la justicia no se tome la molestia de atraparlos para que así ellos no se vean en la tediosa necesidad de secuestrar gente de bien, sólo por recuperar a los suyos. Es mejor que de una buena vez lo declaren empate técnico y no interfieran en la impunidad de los unos ni en la permisividad de los otros). Pero volvamos a nuestro revolucionario educador. A continuación describiré las pistas seguidas por los organismos de inteligencia del Estado para descubrir las negras intenciones del profe.

Al interior del plantel despertó una primera sospecha el ver que los alumnos no se referían a él como: profesor, sino como: Comandante. De ahí en adelante fueron advirtiendo otros comportamientos, un tanto atípicos, que invitaban a mantenerse alerta con el peculiar docente.

En clase de matemáticas formulaba los siguientes problemas:

1. Si un convoy militar transporta 50 soldados, ¿cuántos tacos de dinamita se requieren para considerar efectiva una emboscada?
2. Si una estación de policía se encuentra a 100 metros del lanzagranadas, ¿qué inclinación debo darle al arma para lograr un impacto perfecto?
3. ¿A cuántas cabezas de ganado equivale una sola cabeza de ganadero?

En clase de español y gramática les ponía ejercicios tales como:

1. Conjugar el verbo boletear en todos los tiempos.
2. Hallar el sujeto en la siguiente oración: “El secuestrado se nos escapó”. (y ay de que no hallen al sujeto porque se pierde la platica del rescate).
3. Aprenderse las preposiciones omitiendo la partícula “para”. (porque viven en conflicto armado con ella).

En clase de ingles pulían su idioma con frases como:

1. You are secuestradeishon Mr Gringo.
2. Your ass, is money for us.
3. If you run, we give you bang bang.

En clase de religión veían temas como:

1. El cura Torres y otros profetas modernos.
2. La pesca milagrosa y demás manifestaciones divinas.
3. Éxodo… y otros libros bíblicos alusivos al desplazamiento.

En clase de Educación Física llamaba la atención que:

1. El uniforme de entrenamiento incluyera botas y pasamontañas.
2. No repartía a los jugadores por equipos, sino por frentes.
3. La estrategia futbolística que empleaba era: muchos artilleros con orden de disparar a matar.

Y en materias varias se encontraban los siguientes talleres:

1. Mitología: El avión fantasma y otros mitos.
2. Arte: La guerra y su impresionismo.
3. Geografía: Sierra de la macarena, aquel santuario natural.
4. Ciencias naturales: El Mono Jojoy y otras especies en vía de extinción.
5. Sociales: Raúl… Reyes y monarquías.
6. Sistemas: eliminación de redes con énfasis en red de informantes.

LOS 1.001 POLVOS

                                                        (HUMOR)


Milo, la famosa bebida achocolatada, tuvo una divertida campaña publicitaria que mostraba personas batiendo estupidos records deportivos: una joven que bajaba corriendo las escaleras para ganarle al ascensor; un entusiasta adolescente que alcanzó a dar 13 pedalazos haciendo cross en la bicicleta de la hermanita; otro que jugaba a la popular veintiuna, pero no con un balón de fútbol sino con una bomba de piñata, logrando la admirable suma de 627 golpes antes de que la bomba tocara el piso. Entre mucho otros ejemplos. Una vez registrado estos logros, el locutor decía: “este es otro record que sólo le importa a él y a Milo”. Pues en Estados Unidos acaba de imponerse una curiosa marca mundial que me pregunto si pudiera ser avalada por la misma campaña. Erin Daye, actriz porno de profesión, sostuvo relaciones sexuales con 1.001 hombres en una sola sesión. “Otro record que sólo le importa a ella y a Milo… y a unos 1.001 desconocidos”.

Esta maratón erótica no es la primera en su tipo, ya ha tenido, si no estoy mal, a por lo menos 5 antecesoras que han ido superándose una a la otra. La señora Daye, decidió batir la última marca, que estaba en 919, y elevarla a la significativa cifra de 1.001 hombres. ¿Qué necesitará la mujer que a partir de ahora intente derrocar a la actual campeona? Primero que todo, no ser de las que le ponen mucho pereque a besar en la primera cita. Segundo, tampoco demostrar prejuicios frente al sexo sin amor. Tercero, preferiblemente debe gustarle el sexo. Cuarto, es imprescindible que sea de las que se ponen altas metas en la vida.

Reflexionemos además sobre la complejidad del reto, para que se lo piense muy bien la próxima aspirante al titulo. Nuestra maratónica protagonista desarrolló su record de la siguiente manera: 1.001 hombres en 15 horas, con un descanso de 10 minutos entre cada hora. ¡Un momento! Aquí hay algo que no cuadra del todo bien. Hagamos los respectivos cálculos: 15 horas x 60 minutos, nos da 900 minutos. 10 minutos de descanso por hora son 150, que se le restan a los 900 dejando tan sólo 750 minutos útiles. Esos 750 los multiplicamos por 60 segundos, para un total de 45.000 segundos, que divididos entre los 1.001 hombres da como resultado 44,9 (según la calculadora, y ella sabe lo que hace). Eso significa que cada hombre tan sólo pudo estar con ella durante 45 segundos. ¡Al fin les hallamos un buen uso a las matemáticas!

¡Pero qué decepción! Visto de esta forma el reto en realidad no es tan admirable. La señora Daye ha pasado de ser una super tiradora, a convertirse en una simple calienta huevos. 45 segundos es casi el tiempo que requiero para ponerme el condón. Claro está que, en honor a la triste realidad, hay hombres para los que soportar los 45 segundos puede ser un reto tan difícil como el de estar con 1.001 personas. De todas formas, el dato acaba de alivianar la complejidad de la prueba, porque la mujer dispuesta a hacerle frente ya sabe que es como se dice popularmente: “la puntica no más”.

Pero señorita, tú que estás absorta en la lectura, si la idea te seduce, ten en cuenta los siguientes detalles: Primero, para llevar a feliz término una empresa como ésta, es necesario que cuentes con tanto apoyo como el recibido por Erin Daye. ¿A que no adivinas quién fue la persona que más la alentó en el proceso? Respuesta: Su propio esposo. Eso es amor del bueno. Él estuvo como un marido fiel alentándola, antes, y durante la prueba. Me parece ver a ese abnegado hombre coreando desde la tribuna: “¡Se vive, se siente, mi esposa sí que puede!”. Qué cuadro tan conmovedor debió ser verlo allí gritando la llegada de cada hombre como si fuera un gol: “¡síííííí, 819, vamos por el otro mija, animo, si pudo lo mucho puede lo poco!”. Y en esos momentos, seguro que volteaba a mirar a la persona a su lado y le decía con orgullo: “¡esa es mi mujer!”. Eso sí, no consigo imaginar qué figura tenía la bandera que debió agitar durante todo el evento.

Segundo dato de interés para que consigas el triunfo. Incorpora a por lo menos una personalidad reconocida que incremente la curiosidad del público por la prueba. En el caso de Erin Daye, contó con Daniel Gómez de Culla, candidato a la alcaldía de la ciudad de Burgos en España por el partido Izquierda Republicana, esto por supuesto, también sirvió de publicidad para el político en su campaña, de quien a partir de ahora se podrá decir cualquier cosa, excepto que no se junta con el pueblo. (Dato adicional, el hombre quedó tan conmovido que le escribió un poema a esta diosa, se titula: “Las mil y una picaflor para Erin Daye”, si quieren búsquenlo en google para que después no digan que invento vainas).

Tercero y no menos importante. La gente suele valorar mucho más las cosas por las cuales paga. Erin, conciente de ello, cobró la módica suma de 50 euros a cada hombre que quiso participar del jolgorio, y ahí se vieron los buenos resultados: la fila para entrar en Erin Daye, fue más larga que la de gente para entrar a la embajada americana.

Así pues, mi querida aspirante al titulo mundial de devoradora, te deseo la mejor de las suertes, y recuerda: “el que ríe de ultimo… no es consiente de que antes de él van otros mil”.