viernes, 29 de noviembre de 2013

EL HITCH PERUANO

(HUMOR)

Cuando vi por internet el afiche que promocionaba la Escuela de galanes de Israel Rosales Cifuentes, el Hitch peruano, me dije a mí mismo: “Y yo pensaba que Jorge Hané estafaba a la gente”. Tanto don Jorge como Israel se autoproclaman los gurús en algo: Hané, el gurú de internacional de la pérdida de peso; y Rosales, el gurú de los galanes. Y digo autoproclaman, porque dudo que un tercero les otorgara el título. De ser así, necesito saber quién y en dónde los da, pues me encantaría ser reconocido como Iván Marín, el gurú latinoamericano de los tríos sexuales.

Y conste, no estoy sugiriendo en ningún momento que los antes mencionados no sean capaces de cumplir lo que prometen, lo que sí afirmo y sostengo, es que muero de la risa con el discurso de cada uno. Sin ir más lejos, el comercial en que Hané aparece sosteniendo un horrible masacote en sus manos mientras afirma que esa es la grasa que sacará de nuestro cuerpo. Es como si un cirujano luciera una bola en sus manos mientras afirma “este es el tumor que yo puedo extirparte”. Pero dejemos de lado al barranquillero y concentrémonos en el peruano Israel Rosales, que es el muso inspirador de la presente. Se le conoce como “El Hitch Peruano”, hágame el hijuemadre favor. ¿Qué pensará Will Smith cuando se entere de esto?

Cuando comencé a leer sobre Israel, encontré que empieza admitiendo no tener una gran pinta. Esa sinceridad me agradó, porque a diferencia de él, hay moscorrofios que se juran divinos. Después vi que finalmente sus intenciones son buenas, por eso me cuestioné el si escribir o no esta columna, pero después me encontré con una de sus frases, en la que afirma: “El humor es un buen afrodisíaco. Ríete de tí mismo, es muy seductor”. He aquí la luz verde que necesitaba. ¡¡Esa es la actitud Israelito, riámonos de nosotros mismos!! Espero estar contribuyendo a ello con este texto.

Sus lecciones tienen un costo que oscila entre los 40 y los 250 soles peruanos, es decir, entre 28 y 175 mil pesos colombianos. Me parece un precio justo, pues admitámoslo, los hombres solemos gastar mucho más por lograr un polvo, y si con estas clases los conseguiremos, vale la pena la inversión. Con la escuela de galanes Israel busca ayudar a los rechazados de su país, es decir que seguramente encontraremos muchos panelistas del show de la señorita Laura en la fila de matriculas. Israel afirma tener unos 300 alumnos y recibir a diario entre 40 y 50 correos electrónicos. Pero siendo minuciosos, en ningún momento especifica qué clase de correos, porque pueden ser de los que ofrecen alargamiento de pene, o los que te notifican que eres heredero de la fortuna de un príncipe africano que por alguna extraña razón tiene determinado grado de consanguineidad contigo.

Quise ver en acción a este maestro de la conquista y encontré una entrevista en la que realiza el ejercicio de abordar a la presentadora como si fuera una mujer que viera por ahí en la calle. Con actitud 100% Casanova se acercó a ella y le dijo: “Disculpa, no suelo hacer estas cosas, pero eres tan hermosa que no he podido evitar hablar contigo. Tienes unos ojos que me hacen querer conocerte”. Fue inspirador, y a muchos nos dio otra perspectiva, porque los hombres solemos ver en las mujeres algo que también nos hace querer conocerlas, pero no son los ojos sino las tetas. Ante esta bella escena me fue imposible no querer conocer más, no del Hitch, sino de la presentadora, después la busco en google.

Como no podemos ser indiferentes ante este raudal de sabiduría del cortejo, analicemos pues algunas máximas de la filosofía de Israel:

“Si eres muy afortunado, una vez en tu vida conocerás a la persona que dividirá tu vida en dos épocas, en antes y después de conocerla”… Como le ocurrió a Venezuela con su presidente.

“Un buen seductor nunca presume de conquistador ni de cuántas mujeres ha tenido”… Este consejo no le llegó a tiempo a Julio Iglesias.

“Solo necesitas de tu encanto para tener a la chica que quieres rendida a tus pies”… ¿Será que sí?... Me encantaría ver a Israel teniendo rendida a sus pies a Megan Fox a punta de encanto.

“Un buen conquistador debe saber ponerse en los zapatos de las mujeres”… Al que hace eso yo no lo conocía como conquistador sino como travesti.

“Un buen conquistador no debe ser rutinario”… Me jodí, porque yo como comediante vivo de mis rutinas.

“Nunca debes perder detalles como los chocolates”… Eso sí lo hago a la perfección, a mí jamás en la vida se me ha perdido un chocolate. Siempre sé muy bien en dónde los dejé.

“Cada mujer es un misterio por resolver, es como una guitarra, que solo sabe brindar sus encantos a quien la sepa tocar”… Me consta, si sabes tocar a una mujer, ella emite sonidos y hasta música.

“La mujer no salió del pie para ser pisoteada, ni de la cintura para ser un objeto sexual; sino de la costilla de Adán, cerca del corazón, para ser amada, valorada y respetada“… O sea que ellas deben estarnos muy agradecidas porque Adán fue el primer donante de órganos.

“La mejor forma de utilizar tus propias frases para hablar con las mujeres es ser lo más sincero posible y no tratar de utilizar técnicas de otros”… ¡¡¿Cómo así Israel?!! ¡¡¿No debo utilizar técnicas de otros?!! ¡¡¿Entonces qué hago aquí como un güevón leyendo tus técnicas?!!

martes, 12 de noviembre de 2013

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE SONREÍR?

(HUMOR)



Varias veces hemos escuchado la noticia de Colombia siendo elegida como una de las naciones más felices del mundo, y aunque no tengo muy claro cuál puede ser el fundamento científico para llegar a una conclusión de estas, de lo que sí estoy seguro, es que en efecto somos un pueblo de personas a las que les encanta sonreír. Sonreír es importante no sólo porque al hacerlo nuestro cerebro libere endorfinas, o porque de igual manera pongamos en marcha cerca de 400 músculos, entre el doble de aire a los pulmones, se elimine el estrés, y otras tantas más razones de índole médico. A continuación les ilustraré acerca de motivos inéditos por los que es importante permitir que la hermosa media luna de los labios sonriendo, ilumine nuestro rostro.

Para empezar, ¿qué sería del cuadro de la Mona Lisa, sin la sutil sonrisa de su modelo? Seguramente no le considerarían una de las obras de arte más importantes de la humanidad, escasamente sería la pintura de otra señora italiana amargada. Lo que llama la atención del cuadro es que su sonrisa no es de esas postizas que ponemos cuando nos toman una foto; no, sus labios por el contrario parecen hacer fuerza para no permitir que se le escape una carcajada, yo creo que cuando Leonardo Da Vinci la estaba pintando se la pasó echándole chistes toda la tarde. Me encanta imaginarme a don Leonardo diciéndole: “Niña Gioconda, ¿usted sabe por qué huele feo un avión?... Porque tiene golpe de ala”. A lo que ella respondía: “Don Leo, qué pena la ignorancia, ¿qué es un avión?”, solo entonces él caía en la cuenta: “Rayos, cierto que aún no se lo han inventado. En el futuro será un aparato para que la gente pueda volar, tranquila que cuando lo inventen entenderá el chiste”.

Otro ejemplo de lo importante que es la sonrisa, lo encontramos en El Guasón, el eterno enemigo de Batman. ¿Qué sería de este villano sin su macabra sonrisa? Él es uno de los principales abanderados de la importancia de sonreír. Si vieron la película “El caballero de la noche”, recordarán cómo este personaje preguntaba a todos en Ciudad Gótica: “¿por qué tan serio?”, acto seguido con un cuchillo les decoraba los cachetes. Admito que su poco ortodoxo método de infundir alegría no es el más adecuado, y solo le queda bien a él, a un comediante, por ejemplo, si el público no se ríe con su show, se le vería muy feo bajarse del escenario a amenazarlos puñal en mano: “¡¡Qué hubo pues careculos, ríanse que yo soy chistoso!!”. Por eso digo que la risa es importante en este ejemplo, pues si todos en Ciudad Gótica hubieran estado riéndose, el Guasón no les habría hecho nada.

Siguiendo por la línea de personajes con la cara pintada, nos encontramos con Ronald McDonald. Este popular payasito siempre está sonriente por una razón muy lógica: ¿Cómo no va a estar feliz si se hizo millonario engañando a la gente con el cuento de que la Big Mac es una hamburguesa grande? Ese es un motivo más que suficiente para sonreír todo el día. Si yo fuera Ronald, también viviría contento y diciendo a mis amigos: “En mi tienda vendemos unos juguetes bonitos, y por su compra encimamos algo similar a una hamburguesa”. La sonrisa es un factor determinante en este negocio, McDonalds no vendería mucho si no las llamaran “cajitas felices”, ese es un nombre que motiva a comprar, pocas cosas pueden alegrar tanto la vida como creer estar llevándonos a casa una caja feliz, por mucho dinero que tengas, algo es seguro, nadie está dispuesto a invertir en una cajita triste.

Por otra parte, la risa es un motor de inspiración musical imperecedero, si no me creen, he aquí un listado de canciones basadas en ella: “Quiero verte sonreír” de Carlos Vives, “Volver a sonreír” de Jerau, “I Smile” de Kirk Franklin, “Con solo una sonrisa” de Melendi, “Smile” de G-Unit, “Por verte sonreír” de la Fuga, “Sonrisa al atardecer” de Akash, “Tu sonrisa” de 1280 almas, “Sin tu sonrisa” de Bebe, “Tu sonrisa” de los Claxons, “Una sonrisa” de Jesse y Joy, “U Smile” de Justin Bieber, “Verte sonreír” de Alejandro Lerner, “Sonrisas bellas” de la 33, “Smile” de Lily Allen, “Aquella sonrisa” de Aguanile, “Regálame una sonrisa” de Jaime Kohen, “Smile Jamaica” de Bob Marley, “Una sonrisa” de Rapsusklei, “Smile” de Michael Jackson, “Estoy pintando tu sonrisa” de Hombres G, “La paz de tu sonrisa” de Roberto Carlos, “Just to see you smile” de Tim McGraw, “Tu sonrisa inolvidable” de Fito Paez, “Smile” de Avril Lavigne, “Tú me haces sonreir” de Jarabe de palo, “Tu sonrisa” de Elvis Crespo, “Smile like you mean it” de The Killers, “Ataque de risa” de Aterciopelados, “Can’t Smile Without You” de Barry Manilow, “Cómo arrancarte una sonrisa” del Grupo Niche, “When I See You Smile” de Bad English, “Tu sonrisa” de Axel, “Buscando una sonrisa” de Cristian Castro, “Smile” de Pearl Jam, “Secret Smile” de Semisonic… Y no les sigo escribiendo más porque ya no me pareció chistoso el ejercicio de buscarlas.

En resumen, sonreír es muy importante por todas las razones que puedas imaginar, ¡hazlo!, aunque tengas brackets, aunque seas mueco, aunque la vida de ti se ría. ¡Sonríe!, Dios nos dio los labios para sonreír, no para maldecir.