jueves, 9 de febrero de 2017

BATMAN Y YO, UNA HISTORIA DE AMISTAD

(CUADERNO PERSONAL)


Tras cientos de entrevistas concedidas a lo largo de mi vida artística, quizá la pregunta que con mayor frecuencia me formulan es: “¿Desde cuándo y por qué te gusta tanto Batman?” Si en algún momento han compartido esta inquietud, continúen leyendo, dedicaré las siguientes líneas a contarles una historia de amistad, porque eso es Batman para mí, el mejor amigo imaginario que se pueda haber tenido.

Cuando yo era niño, mi abuelita sumamente sobreprotectora prefería tenerme cerca que corriendo riesgos infundados en cualquier jardín infantil, motivo por el que aprendí a leer en casa. Mi tío Fernando asumió las veces de profesor, y para incentivar mi interés por la lectura decidió llevarme historietas de adivinen qué personaje. Batman irrumpió así en mi vida, como viñetas de las que yo tan solo entendía los dibujos. ¿Por qué ese hombre de traje azul y gris golpeaba a los demás señores? Lo descubriría a los 4 años cuando logré dominar el alfabeto y la forma en que combinado creaba las palabras.

Los cómics siempre fueron algo normal en mi vida, pues mi papá coleccionaba las historias de Tarzán, Kalimán, El Fantasma que camina, entre otros tantos publicados en el periódico por aquellos años, y si bien mi inmersión en la lectura se dio a través de todos ellos, algo convirtió al hombre murciélago en mi favorito por sobre todos los otros, ¿qué fue ese algo?, la televisión. Para esa época empezó a transmitirse en Colombia la serie de Adam West, el popular Batman sesentero con el pegajoso intro musical del nanananananana. Hoy en día sus capítulos nos arrancan risas, pero viajemos al pasado y situémonos en el contexto, para un niño de 5 años significaba tener en frente al superhéroe más grande de todos los tiempos. Era una cita semanal a la que jamás faltaba sin importar lo que ocurriera. Sus golpes acompañados de graciosos efectos de sonido y letras gigantes con silabas como “Zas” y “Pum”, representaban los feroces golpes de artes marciales con los que quisiéramos derrotar a los bravucones del colegio; y sus simpáticos villanos, la primera, aunque ingenua alegoría de cómo el mal jamás puede triunfar sobre el bien.

A medida que fui creciendo y leyendo los cómics cada vez más adultos y oscuros de las nuevas épocas, mi conexión con él alcanzó un nivel superior a la del simple divertimento. Empezó a ocurrirme que así como los fanáticos religiosos interpretan a su acomodo los pasajes de las escrituras, yo hallaba en sus historias algunas reflexiones y analogías perfectamente aplicables a mi vida como señales. Para explicarme mejor, citaré las dos más importantes.

Gracias a Dios no fui un huérfano como Bruce Wayne, pero mis padres me abandonaron cuando era niño, y su ausencia, incluso cuando aparecían esporádicamente, me causaba la sensación de soledad y abandono que experimenta Bruce, así que, al igual que él, decidí convertir la ira y el dolor en algo positivo. Por supuesto mi camino nada tiene que ver con la venganza, pero como el heredero Wayne, opté por mostrar al mundo una cara distinta de la que veía al espejo cuando al llegar a mi habitación, esa austera baticueva, me despojaba de la máscara. Tantas veces lloré y maldije en silencio esperando que la vida me enviara una señal, años después ésta llegaría, no como un murciélago atravesando el cristal de mi ventana, pero sí igual de reveladora, aunque esa es otra historia.

La segunda metáfora viene de la mano con La Liga de la Justicia. Entre sus miembros principales Batman es el único que no cuenta con poderes sobrenaturales, pero dicho por el mismo Superman, es el ser humano más peligroso del planeta Tierra. Con base en disciplina y entrenamiento fue capaz de ponerse al nivel de semidioses; olvidando los limites personales y sin valerse más que de su ingenio, ha salvado en más de una ocasión a los otros superhéroes, quienes estando a su lado olvidan por completo que ese bajo la capucha es tan solo un hombre más. Podrá sonarles demasiado onírico, pero así me veo a mí mismo. En mi profesión trabajo con personas de un talento natural tan excepcional, seres con poderes maravillosos a los que admiro, y la única razón por la que he podido pararme junto a ellos, de igual a igual, es la disciplina que me inculcó, tristemente no un padre con su ejemplo, sino aquella creación Bob Kane y Bill Finger.

Muchos años después el éxito laboral me permitió la bendición de capitalizar mi afición en una colección de cómics, figuras y artefactos del protector de Gótica, pero Dios, quien seguramente me consciente tanto por recomendación de mi abuelita, tenía destinados para mí además de estos objetos, dos vivencias clave que seguramente ya conocen, pero no me canso de repetir con emoción.

La primera: Por recomendación de Comic Con Colombia, en marzo del 2016 Warner Bros Latinoamérica me elige como representante por Colombia para realizar el cubrimiento de la Premiere mundial de Batman vs Superman en Ciudad de México. En la rueda de prensa llegó mi turno para preguntar, y de las 300 interrogantes que tenía por formular al elenco, fui poseído por el más puro espíritu del fanático y envié el protocolo a la mierda, fue así como mi intervención se limitó a preguntar a Ben Affleck si me permitía estrechar su mano para darle las gracias por su representación. El vídeo de dicho momento tuvo un alcance mediático y respectiva viralización en redes que jamás alcancé a sospechar. Algunos periodistas mexicanos me odiaron por mi falta de profesionalismo periodístico, cosa que debatí aclarándoles que no soy periodista sino comediante, por ende, fui demasiado profesional pues hice reír a buena parte de los presentes. Y para terminar de explicar lo ocurrido ese inolvidable 19 de marzo, fecha en que, reafirmando lo antes dicho sobre cómo me consiente Dios, celebro mi cumpleaños, Iván Marín no estaba con el dos veces ganador del Oscar, sino ante él, el mismísimo él, y de nuevo como a los 5 años, tenía en frente al superhéroe más grande de todos los tiempos.

La segunda experiencia, la estoy viviendo ahora, hoy 9 de febrero de 2017 se estrena Lego Batman, película animada en que tras ganar el casting que con mayor ansiedad he presentado, doy voz a mi personaje favorito. Así es, hago el doblaje al español en una versión especial para Colombia y algunos países de la región. Hoy presto mi voz a ese amigo que durante tantos años se mantuvo allí, ese amigo con el que sostuve conversaciones imaginarias mientras soñaba con llegar a convertirme en un importante artista, ese amigo que en momentos de rechazo me brindó consuelo desde unas escasas páginas, ese amigo con el que me encontraba cada quince días fieles a nuestro pacto silencioso, él salvaba a Ciudad Gótica, y yo con mi sueldo de mensajero de cigarrería me esforzaba por conseguir la revista en que me contara cómo lo hacía. Hoy, por primera vez luego de toda una vida emprendemos la aventura juntos, hoy no es él el protagonista y yo el espectador, hoy no son él y Robín, hoy el dúo dinámico somos los dos en uno, hoy se cumple un sueño de infancia y el hombre adulto debe contener sus lágrimas para que los periodistas en el lanzamiento no piensen que enloqueció. Hoy, él y yo, somos Batman.

De corazón espero que asistan a ver la cinta, creo que solo en cine podrán encontrarse con mi trabajo pues dudo mucho que nuestra versión sea incluida en el DVD. Muchos preferirán verla en inglés, o con el doblaje al español de México, y seguramente dichas versiones serán mejores porque las realiza gente con mayor talento y experiencia, pero si ven la mía, quizá perciban el cariño con que pronuncio cada una de mis líneas. Para mí no fue un trabajo más, para mí fue meterme en la piel y vestir el traje de quien ni en mis más optimistas sueños llegué a imaginar que interpretaría. Durante los días que la película permanezca en cartelera, asistiré a las salas como él lo haría, oculto, imperceptible, vigilando desde las sombras, viéndolos reír a ustedes, mis queridos ciudadanos de Gótica, entonces sabré que están a salvo. Luego volveré en silencio, no a una baticueva, si no a mi propia mansión Wayne, porque mi hogar es un palacio de amor en el que noche a noche Dios me da lo que a Bruce se le negó. Abriré la puerta, besaré a mi esposa, abrazaré a mis hijos, saludaré a Alfred, no el mayordomo sino nuestro perrito, iré al baño, me miraré al espejo, no habrá mascará qué quitarme, pero sí unas cuantas lágrimas de felicidad por derramar, porque de nuevo, como a los 5 años, tendré en frente al superhéroe más grande de todos los tiempos.


31 comentarios:

  1. Caramba Ivan, no se como expresar la alegria que siento por vos al leer que alcanzaste ese gran anhelo que tenias, solo alguien que haya sentido algo asi en su corazon te entendera, y creeme que yo te entiendo.
    Felicidades desde Palmira vé!

    ResponderEliminar
  2. Primo, mientras tu te esfuerzas en contener las lagrimas ante los periodistas, yo lloro de sentimiento y orgullo en lo más profundo del alma; si batman es tu heroe te digo que hoy tu eres el mio. Te quiero con el alma.

    ResponderEliminar
  3. Grande! Que grande! Y por favor, no pares de escribir.

    ResponderEliminar
  4. Ivan felicitaciones, tu sabes q te sigo hace tanto y te admiro mucho, siempre supe q detras de ese comediante habia un gran hombre con un excelente corazon, y piensa q estos 2 momentos son los primeros de muchos junto a tu heroe, un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Simplemente BatMarin ! La historia tras el mejor comediante de Colombia ..tal vez no interese pero quiero decirte que cada línea de este Blog a tocado las fibras más profundas de mi ser..la forma en que plasmas tristes recuerdos con aires de fuerza ..perfectamente se puede apreciar en este texto el pecho hinchado de orgullo de un hombre realizado y exitoso ..gracias por compartir algo tan intimo con nosotros tus fans ..... saludos desde la ciudad Bonita Bucaramanga 💓

    ResponderEliminar
  6. Felicitaciones... Eres grande, Dios te bendiga siempre. ��

    ResponderEliminar
  7. Literalmente ¡LLORÉ!
    Es tan impresionante como logras trasmitir amor a eso que es tan tuyo, no me gusta batman, pero creeme que con lo que escribes me impulsas a verlo, es increíble la forma tan bella en que lo ves. Es algo tan tuyo que realmente despierta admiración y ternura a la vez. Gracias por compartir éste sueño con nosotros, por admirar y revivir en cierto modo tu niñez, y esa complicidad que solo tú, puedes demostrar, prometo que la veré y te contaré que me pareció!
    Pero antes de terminar, te quiero dar mis mas sinceras felicitaciones, se vale soñar, se vale ser disciplinado, se vale querer las cosas como niños, y vivirlas de igual manera aún siendo grandes! Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. me saltó una lagrima inclusive, seguro la veré, no pares de escribir

    ResponderEliminar
  9. Batman siempre es y será un personaje de inspiración, solo quien sigue el camino de la disciplina puede lograr tanto. Felicidades Ivan Marin, sigues el mismo camino. Dios te bendiga

    ResponderEliminar
  10. Iván gracias por recordarnos que todos somos esos niños que siempre tuvimos la ilusión de ser superhéroes, gracias por recordarnos esa infancia en la cual siempre buscamos ser ese personaje de la ficción que nos llevo a buscar esos dones o poderes que muchas veces creemos que no tenemos y que solo falta buscar en nuestro corazón para encontrarlos.

    Gracias por demostrar que los sueños se pueden lograr con disciplina y trabajo.

    También soy un batiespetador que va estar apoyando el talento

    Hosman

    ResponderEliminar
  11. Felicitaciones por tu constancia y por la fe que has mantenido a pesar de las circunstancias. Sigue adelante!

    ResponderEliminar
  12. Waww!!! Que escrito, que palabras tan profundas... Total admiración y un ejemplo a seguir. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  13. Esta entrada del blog me motiva más para ir a ver la película. Desde hoy quedas bautizado Ibatman Rin. Vamos a ver si pega el apodo jaja

    ResponderEliminar
  14. Que felicidad se debe sentir, darle la voz a un personaje tan importante para muchos de nosotros los fans de Batman, comparto tu felicidad con algo de envidia jajaja y mucho orgullo Batiamigo

    ResponderEliminar
  15. Iván con todo el cariño de santandereana te escribo lo que primero pasó por mi mente:"este pendejo me hizo berriar". Que relato mas lleno de sentimiento. Gracias por compartir lo que significa batman para ti y seguramente Dios que conoce los deseos mas sinceros de nuestro corazón es el artífice de regalarte instantes de felicidad como batman Lego y seguro muchos más que como tu mismo dices no te alcanzas ni a imaginar. Un abrazo a Alfred para que le vaya bien es su colegio y para ti toda la "mierda" del mundo mundial.

    ResponderEliminar
  16. Súper.... me encanto por que cada letra que escribiste fue con inspiración y amor .. y me hace recordar a mi hijo que así como tú desde pequeño ama los cómics y ya hasta tiene su personaje preferido que es como su amigo .., bendiciones

    ResponderEliminar
  17. Este es el reflejo de un ser humano excepcional a través de las palabras. De la abundancia del corazón habla la boca (en este caso las letras), un abrazo Ivancho.

    ResponderEliminar
  18. Para mí es muy grato escuchar tu voz en el caballero de la noche. He tenido la fortuna de reír con tus ocurrencias e inteligentes aportes en las rutinas cortas y largas de comedia, pero sin duda se me hincha el corazón con más fuerza al ver que hoy, Batman es colombiano. Parcero un gusto y hasta el día que pueda agradecerle con un abrazo, bendiciones y Gracias por tu esfuerzo.

    ResponderEliminar
  19. En esas palabras de nota la pasión de sus sentimientos... es fácil entender lo quesignifica para Iván Marín Batman en su vida...
    Gracias por abrir su corazón a este público que lo sigue, lo admira y lo quiere,algunos como profesional (el cual a mi caso por nop conocerlo personal nip íntimamente) y como ser humano...
    Muchos más éxitos en su carrera y un abrazototototote a Batman!!!

    ResponderEliminar
  20. Sencillamente un ser brillante. Felicitaciones!!!

    ResponderEliminar
  21. Inmenso Iván, que palabras tan profundas, tan transparentes, mi admiración total hermano!

    ResponderEliminar
  22. Primito mi reconocimiento y total admiración para ti, no me perderé la peli por nada del mundo... felicidades de corazón a corazón... :)

    ResponderEliminar
  23. Interesante esto de Batman en su vida señor Marin y se nota que como Yo y muchas otras personas es un gran fanático del murciélago, aunque me parece que justamente por eso se debió omitir los dejos colombianos usados en el doblaje, honestamente le quito brillo al humor propio de la película, de verdad no resulto afín; desconozco si fue cuestión del director encargado o de ustedes, pero la verdad fue desastroso escuchar a Batman decir cosas como: "cascar", "Parce" o "foto pal face" mucho mas propias de sus rutinas de comediante y stand-up. No tengo nada en contra de su trabajo habitual que varias risas consigue, me sumo a varias personas (no es únicamente mi punto de vista) que asistimos a cine a ver esta película al decir que la adaptación de doblaje respecto de los 2 personajes(Bat y Joker) no fue una buena idea.

    Alexander.



    ResponderEliminar
  24. Muy buena entrada del blog, es un placer leerlo porque las palabras son honestas y salen del corazón. No hay intención de impresionar a nadie sino dar testimonio de una vida entregada a soñar.

    ResponderEliminar
  25. Su tenacidad me toco hace años y no permitió que cayera al vacío gracias por lanzarse y salvarme aun lo quiero mucho mi hermano, su felicidad es la mia.
    Att; Robin

    ResponderEliminar
  26. Ovación de pie amigo...Cada día me sorprende más tu trabajo tu creatividad y tu humildad. Agradezco mucho a Dios y a la vida por permitirme conocer personas como tú. Se te quiere y se te respeta mucho como ser humano y como todo un profesional en cada cosas que haces.

    ResponderEliminar
  27. Ivan Marin eres grande, estuviste genial, que digo genial... Espectacular en el doblaje de esta película, nunca había visto algo tan grande como tu carrera me encantas en todo lo que haces, y me encanta saber que con todo lo que consigues sigues siendo esa gran persona que ve más allá de los objetos en todo lo que haces.

    Sigue así, llegarás lejos.

    ������

    ResponderEliminar
  28. Ivan Marin excelentes relatos, lograste sacar una que otra lagrima.
    mil felicitaciones por este blog que espero seguir leyendo tus historias y volver a verte en stand Up.
    Mil bendiciones por este gran trabajo

    ResponderEliminar
  29. Iván, mi hermano
    Solo puedo decir, casi una semana después de publicado este buen texto, que es muy interesante literalmente me saco una lagrima, esa que derraman todos los cacahuates jajaja... Tube la oportunidad de ver la película el sábado y debo decir que a mí y al amigo con el que fui nos gusto mucho, y hoy al leer este post solo puedo decir... que se nota que le mete el corazón a todo lo que hace, así que solo queda por decir... gracias

    ResponderEliminar
  30. Ivan cuanta gracia se siente al leer tu texto, solo de imaginarte viviendo cada episodio que comentas, eres bendecido sin duda, muy pocos logramos hacer realidad esta clase de sueños. Eres una gran persona, un gran comediante.

    ResponderEliminar

Aunque el cliente no siempre tiene la razón, por favor opine: