martes, 17 de diciembre de 2013

ESTADÍSTICAS PATRIAS

(HUMOR)


Acercándonos al final de este 2013, considero importante hacer un estudio general a manera de diagnostico sobre la situación en que queda el país. Para poder arrojar estadísticas concretas, creé el DANE, homónimo del “Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas”, pero cuya sigla obedece, en este caso, a DANE: “Dando Algunos Números Equivocados”. He aquí el detallado estudio estadístico que arrojó los siguientes resultados.

En el último año se crearon 2 mil nuevas empresas. El estudio reveló igualmente que para ciertos sectores el delito también es considerado empresa. País de emprendedores. 

Este año 10 mil colombianos salieron del país sin regresar a él. 2 mil de ellos esperan hacerlo luego de purgar sus distintas penas en las cárceles del mundo.

Por cada 10 colombianos, 2 afirman no temerle a la inseguridad, los otros 8 aún viven en Colombia.

Desde el último censo la población colombiana aumentó en un 20%, cifra directamente proporcional al aumento de demandas contra empresas de condones por la mala calidad de sus productos.

El atraco se redujo en un 20%, pero la cantidad de sinónimos para referirse a él aumentó en un 80%.

El año pasado unos 10 mil colombianos se acostaban a dormir sin haber comido. Hoy son 2 mil menos. A ellos el hambre los hace pasar la noche en vela.

La encuesta determinó que durante el actual gobierno la cifra de entidades con casos de corrupción se redujo a un 50%, el otro 50% sobornó a los encuestadores.

El cobro de comisiones por parte de los políticos por adjudicación de contratos ha rebajado en un 96 %; esto debido a que  la gente ya conoce su ‘modus operandi’ y cancela sin esperar al cobro.

La venta de celulares en post pago se ha incrementado en un 40%; paradójicamente, los de mayor poder adquisitivo siguen prefiriendo las prepago.

El consumo de gasolina ha disminuido en un 30%. Casualmente este mismo porcentaje corresponde al aumento en accidentes automovilísticos de personas que han optado por andar con el vehiculo apagado.

Un 30% de hogares en Colombia no tienen servicios públicos domiciliarios, y va en aumento, pues al 100% de maridos que llegan borrachos la mañana del domingo, sus esposas les cortan los servicios.

1 de cada 4 mujeres es infiel. Tranquilo amigo lector, de las cuatro que está pensando, ni su hermana, ni su mamá, ni su abuela le son infieles.

De acuerdo al último censo a cada hombre le corresponden 7 mujeres. Al momento de cerrar ésta edición no habíamos terminado de precisar la cifra exacta de desgraciados que están acaparando 14.

El 50% de visas americanas solicitadas en Colombia son rechazadas, ese mismo porcentaje corresponde a las madres norteamericanas consideradas  indignas por los colombianos.

De cada 10 semáforos que hay en una ciudad, 9 están monopolizados por malabaristas, vendedores y limpiadores de parabrisas. La alarmante cifra advierte sobre la imperiosa necesidad de instalar más semáforos.

7 de cada 10 sacerdotes se entregaron al cuerpo de Cristo, los 3 simplemente se entregaron al cuerpo.

8 de cada diez católicos se molestaron con la cifra anterior, los otros dos en algún momento de su vida fueron monaguillos.

El 95% de la población Colombiana celebró el regreso de su selección al mundial de futbol. El 5% restante lo constituyen esos bichos raros que afirman no verle gracia a 11 pendejos detrás de un balón.

60% de la hinchada eligió la cabellera de Falcao como símbolo de la selección, 40% el culo de Armero.

El 50% de colombianos sentados en la mesa de negociación de la Habana, se encierran a reírse de los otros después de cada reunión. (Decida usted cuál es la mitad que no se lo toma en serio).

99% de los colombianos considera que el procurador tiene huevo. La familia de este se abstuvo de votar.


Al menos dos personas leen sagradamente cada artículo de este blog: muchas gracias mi amor por estar presente siempre… Si alguien más lo lee, por favor deje consignados sus comentarios para mejorar la cifra el próximo año.

viernes, 6 de diciembre de 2013

CARTA AL NIÑO DIOS, 2013

(HUMOR)



Querido niño Dios:

Primero que todo debo confesarte lo mucho que se me dificulta escribir esta carta, pues considero que a un recién nacido deben llevársele juguetes en vez de pedírselos. La Navidad para ti debería ser un baby shower, pero la tradición dicta que te pida, y así lo hago. También voy a ser muy claro en esto: le estoy enviando una carta similar a esta a Papá Noel, pues quiero mejorar mis posibilidades de que alguno de los dos me cumpla. Segundo, por favor aclárame una duda: ¿a ti te dicen que debes portarte bien durante todo el año para que te traigas regalos a ti mismo?

Entremos en materia. Este año me he portado muy bien. Sé que es feo jactarse de las buenas acciones personales, pero enumeraré algunas para que las tengas en cuenta al momento de considerar qué deseos cumplirme. Por ejemplo: este año, siempre que he ido a un motel, todos los gastos han corrido por cuenta mía. ¿Dime si soy o no un tipazo?

Entre mis buenas acciones encontrarás también que en ningún momento hice dieta, lo cual significa que jamás desperdicié comida. También he ayudado a los menos favorecidos, ahí está el caso de mi amigo William, a quien la vida no le favoreció con culo, pero yo le regalé un jean levanta cola. Y al igual que en los últimos años, sigo siendo fiel consumidor de películas porno originales, hay que crear conciencia en la importancia de apoyar el trabajo de estas talentosas chicas. Por esas y muchas otras razones de las que no quiero ufanarme, he aquí mi humilde listado de peticiones:

Deseo una buena alcaldía para Bogotá, pero sé que no está bien empezar el listado pidiendo imposibles.

Quiero que me quites de encima a los seguidores de Twitter que se indignan por absolutamente cualquier maricada. (Como por el deseo anterior).

Te ruego que en Colombia aprendan a respetar las buenas series internacionales y las dejen quieticas, sin versiones criollas.

Te pido fervorosamente y de rodillas que nuestros comentaristas deportivos no le echen la sal a la Selección en el mundial.

Quiero la paz para el país, y si llegas a considerar que eso requiere la intervención de poderosos y destructores ejércitos, que nadie vaya contra tu voluntad.

Anhelo que la espera por cada nuevo capítulo y temporada de “The Walking Dead” no se nos haga tan eterna.

Deseo que Sara Corrales haga un video como los de Paris Hilton y Pamela Anderson y también se le extravíe accidentalmente.

Quiero que los publicistas no abusen de Falcao poniéndolo a preguntar hasta por el nuevo sabor del Pirulito.

Quiero que Esperanza Gómez no se demore tanto escogiendo el nuevo personaje de su próxima película.

Y por último quiero que por lo menos me digas si tengo bien tu dirección porque parece que mis cartas jamás te llegan.