domingo, 11 de abril de 2010

LOS 10 MANDAMIENTOS DE CARRETERA

                                       (HUMOR)


Somos muchos quienes creemos en un ser superior, y conste que por superior no me refiero al presidente Uribe; estoy hablando de Dios. Para nosotros él se encuentra en todas partes, y es precisamente allí, a todas partes, a donde a través de los siglos ha querido llegar la iglesia católica. Fieles a esta consigna de abarcar todos los campos de acción de la sociedad, los miembros del vaticano acaban de publicar un documento titulado: “Orientaciones para la pastoral de la carretera”, que constituye algo así como los 10 mandamientos de carretera. Para cavilar sobre el tema dividiremos el presente texto en dos. A continuación la primera parte, destinada a conocer punto por punto los 10 nuevos mandamientos, extraídos textualmente del documento original, con el valor agregado de mi respectiva reflexión:

1 - “No matarás”. (Este constituye un evidente plagio de los 10 anteriores, no sé si Dios o Moisés aún conserven propiedad intelectual de la obra clásica).

2 - “La carretera será para ti un instrumento de comunión entre las personas y no de daño mortal”. (Esto de la comunión entre personas debería traer un parágrafo de refuerzo para chóferes de servicio público).

3 - “Cortesía, corrección y prudencia te ayudan a superar los imprevistos”. (Y acelerar por la izquierda te ayuda a superar el carro que va como una tortuga delante de ti).

4 - “Sé caritativo y ayuda al prójimo en la necesidad, especialmente si es víctima de un accidente”. (Qué curioso, este lo han aplicado desde siempre los paramédicos, incluso siendo ateos).

5 - “El automóvil no debe ser para ti expresión de poder y dominio y ocasión de pecado”. (Lo del pecado lo veo complicado en el mirador. Lo de poder y dominio, utópico para el policía que conduce la tanqueta anti disturbios).

6 - “Convence con caridad a los jóvenes y a los que ya no lo son a que no se pongan al volante cuando no están en condiciones de hacerlo”. (Esa es misión del barman).

7 - “Brinda apoyo a las familias de las víctimas de los accidentes”. (Me pregunto si vale apoyarlos con cánticos como a un equipo de fútbol).

8 - “Reúne a la víctima con un automovilista agresor en un momento oportuno para que puedan vivir la experiencia liberadora del perdón”. (Para que vean que el Vaticano también tiene sentido del humor).

9 - “En la carretera tutela al más débil”. (Me parece perfecto, sólo me asalta una duda. ¿En carretera cómo se mide al más débil?).

10 - “Siéntete tú mismo responsable de los demás”. (Con tanta responsabilidad en el carro no va a quedar espacio para que me monte yo).


Y vámonos con la segunda parte. Son propuestas que humildemente sugiero al Vaticano para que considere de cara a una segunda edición de sus mandamientos de carretera.

1 – Conducirás despacio por sobre todas las cosas.

2 – No pasarás la luz roja en vano.

3 – Honrarás al del transito como a padre y madre.

4 - No beberás antes de conducir, a menos que sea vino de consagrar.

5 – Mujer, he allí tu carril. Carril, he allí tu karma.

6 – Dad gasolina al varado.

7 – No codiciarás los parqueaderos ajenos.

8 – Amarás el carro de tu prójimo como al tuyo mismo.

9 – Si te abollan una puerta, pon la otra.

10 – No cometerás adulterio… dentro del carro porque se sala.

11 - Oficial, ya no pondrás multas. A partir de ahora, levantarás la mirada al cielo y dirás: “perdónalos porque no saben lo que hacen”.

1 comentario:

Aunque el cliente no siempre tiene la razón, por favor opine: