jueves, 8 de abril de 2010

LA TELEMEDICINA

                                               (HUMOR)


¿Han oído hablar de la Telemedicina? ¡¿No?! Pues permítanme informarles que ustedes son unos completos ignorantes, tanto como lo era yo hasta esta mañana cuando leí el articulo. Les cuento a grosso modo en qué consiste: En hospitales y hogares de Estados Unidos se utilizan las tecnologías de la medicina a distancia, más conocida como Telemedicina, servicio mediante el cual usted puede hacerse un chequeo medico vía Internet. Desconozco la capacidad de asombro que puedan tener mis queridos lectores, pero les informo que la mía se encuentra bastante desarrollada y ha reaccionado instintivamente a esta noticia. ¡¿Cómo rayos me van a examinar si no estoy presente?!

Primero que todo, al momento en que esté a mi disposición la tal telemedicina, hay algo que se me hará supremamente extraño, y es el no encontrarme frente a frente, sino a través de una cámara, con el doctor que me pida quitarme la camisa. Pero soy conciente de que ese problema solo lo tengo yo, a muchos esta peculiaridad los tiene sin cuidado, eso de empelotarse por web cam es algo que enloquece a muchos en los chats, tanto que lo ofrecen gratuitamente, y enciman, a manera de promoción, una pequeña representación en tributo a Onán.

La segunda disyuntiva que me presenta esta alternativa medica, radica en la poca confianza que me produce la extraña mezcla entre medico e ínternauta. De los primeros se dice que tienen complejo de Dios, lo cuál ni siquiera ellos son tan descarados como para refutar; y de los segundos se dice en cambio que la Internet les representa una divinidad suprema, por aquello de su infinita sabiduría y sorpréndete capacidad de ubicuidad. Basados en estos dos tótems de adoración, mi fe en ellos se ve seriamente comprometida.

Pero dejemos de lado mi mentalidad retrograda y reparos personales. Destaquemos mejor lo que creo pueden llegar a ser las grandes ventajas ofrecidas por la telemedicina:

Es la única asistencia de salud en que la rapidez para ser atendido no depende de tu medicina prepagada, sino de tu servicio de banda ancha.

Para practicarte un examen sanguíneo sólo debes insertar tu dedo en el puerto USB hasta que te sangre.

Si presentas problemas de audición, presiona fuertemente las teclas… en caso de escucharlas, tu oído está perfecto.

Si necesitas un servicio ginecológico incorpora cámara a tu computador y has clic en el link, losmirones.com.

Para el examen de próstata, desprende el Mouse, métetelo por el área destinada a ser auscultada, y dale click derecho, si no te duele, ¡felicitaciones, no solo estás sano, además has descubierto una habilidad muy bien remunerada en ciertos círculos sociales!

Tu amenaza ya no serán las bacterias, sino los troyanos.

Si tu enfermedad es la adicción al Internet, paradójicamente el remedio exigirá que conserves tu mal.

Si tu medico te cae mal, dale: Control Alt Suprimir.

La telemedicina te ofrece atención medica las 24 horas, a menos que no se encuentre disponible el servidor.

Y cuidado con la contraindicación, la telemedicina debe ser empleada en dosis moderadas o sufrirás de túnel carpiano.

5 comentarios:

  1. super chidaaa compa tu informacio
    me sirvio para mi periodico mural

    buenos pensamientos ..-!

    y a lo ke va del tema perfecto
    ok

    sale

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te gustara y sirviera. Comparteme el link de tu periodico para ver allí el articulo. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ivan!

    Estoy realizando un trabajo para el sena de Telemedicina, puedo utilizar la imagen de la bata del médico y el televisor como fuente para un folleto?

    atentamente,

    Germán García
    E-mail: imaginaloimaginable@gmail.com

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí Germán, por supuesto que puedes usarla. Ya te había respondido al correo pero no sé si te llegó. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muchas Gracias Ivan!

    Germán García.

    ResponderEliminar

Aunque el cliente no siempre tiene la razón, por favor opine: