domingo, 11 de abril de 2010

SALIMOS A DEBERLE A JUDAS

                                                    (HUMOR)


En el 2006, el magnífico canal National Geographic, sorprendió a propios y extraños con cierta revelación llamada a romper uno de los mayores paradigmas de la historia. El Evangelio prohibido de Judas --- como se llamó el especial --- tenía por propósito demostrar que Judas Iscariote no fue aquel pérfido traidor que vendiera a Jesús, sino el discípulo privilegiado a quien el Señor encargó la misión más difícil: ¡sacrificarlo! Tal descubrimiento me llevó a crear un organismo encargado de investigar a fondo el pasado de la humanidad, e impedir que sigamos sumergidos en la ignorancia de las imprecisiones históricas. Fue así como nació el centro de estudios EVANOPA: “Esa Vaina No Pasó”. Y a continuación comparto algunos de los asombrosos descubrimientos que hemos realizado:

Primero que todo, a Judas no le dieron 30 monedas de oro por delatar a Jesús, en realidad recibió tan sólo 27, ¿por qué?, por la retención en la fuente.

La verdadera razón que tenía Judas para traicionar a su maestro, es que por ser el número 12, siempre lo dejaban en la banca cuando jugaban fútbol.

Noe no montó en el arca una pareja de cada especie, el caracol subió solito porque su reproducción es asexual.

Los planetas no giran alrededor del sol, es el universo entero quien gira alrededor de Álvaro Uribe.

El Titanic no se estrelló accidentalmente contra un iceberg, el barco fue secuestrado y estrellado intencionalmente por unos pingüinos Talibanes... Sospechan de los de Madagascar.

Neil Amstrong no fue el primer hombre en pisar la luna, dos días antes Superman había pasado por ahí.

Maradona nunca hizo un gol con la mano, pero con la mano sí metió sus buenos pases.

Cuando a Newton le cayó una manzana en la cabeza no descubrió la ley de gravedad, sino la gravedad de un golpe en la cabeza.

Las Torres Gemelas no eran idénticas de nacimiento, la más feita se operó.

Lázaro no fue el primer hombre en resucitar, mucho antes lo había hecho Joselito Carnaval.

Noe no se salvó del diluvio por construir un arca, el tipo preciso andaba de vacaciones en un crucero cuando se largó a llover.

Moisés no se quedó a vivir con el pueblo de Israel, pero para no pagar el catastro de la tierra prometida.

Adán y Eva no fueron expulsados del paraíso por comer una manzana, sino por colgarse con el arriendo.

Fue el Arcángel San Gabriel quien debió avisar a Maria de su embarazo porque allá no existía Profamilia.

En la época de Jesús muy pocos sabían matemáticas, fue por eso que quedaron tramados con la multiplicación de los panes.

En efecto Moisés sí separó las aguas, pero ellas desde hacía rato querían el divorcio.

El hijo prodigo volvió a irse de la casa, porque se aburrió de que para abreviar “Hijo Prodigo”, le dijeran “HP”.

Es falso que a Jonás se lo haya tragado una ballena, porque si Va-llena, ya no come.

Simón Bolívar sí tuvo herederos, cuando adquiría algún servicio en Venezuela le tocaba dejar un hijo, porque allá se paga con Bolívares.

La edad de bronce no fue de las primeras, a decir verdad llegó de tercera y por eso le tocó conformarse con la de bronce.

En la edad de hierro la gente no envejecía, los cogía el oxido.

La verdadera guerra fría tuvo lugar cuando se encendieron a canecazos unos vendedores de paletas con otros de Bon Ice.

La colombina es una golosina que se viene procesando desde mucho antes del año 1.400, por eso existe la época Precolombina.

Los emperadores no obligaban a sus esclavos a construir las pirámides, los convencían de que la pirámide es un juego en que ganan todos y no una estafa.

En China, hacia el año 907, la dinastía “Tang” terminó derrocada, pero por otro jugo en polvo.

Hacia 1547 se realiza el primer texto impreso en lengua vasca, pero solo mucho tiempo después pensaron que era mejor imprimirlo en papel.

El escritor Montaigne terminó escribiendo ensayos por accidente, al principio hacía poemas pero no le quedaban bien y su maestro le dijo, “mejor siga ensayando”.

La verdadera época de las cruzadas ocurrió cuando la gente empezó a cruzar las distintas razas de perros.

El muro de los lamentos debe su nombre a que los obreros que lo construyeron vivían lamentándose de su sueldo.

Para los nazis era tan importante que los niños prestaran atención en el estudio que por eso construyeron los campos de concentración.

La vía Láctea nació por el reguero que dejo un platillo volador que transportaba leche.

La opera de “Orfeo”, nació como parodia de la opera de “Orbello”.

En mil cuatrocientos comenzaron a nacer demasiados niños, por eso se le conoce como la época del renacimiento.

Las batallas de independencia Norteamericana comenzaron por las colonias inglesas, y continuaron por los perfumes franceses.

Juan el bautista no realizó la mayoría de los bautizos en el río sino fuera de él… un día de invierno bendijo las aguas justo antes de que el río se desbordara bautizando un pueblo entero.

Las antiguas comunidades indígenas eran adoradoras de los insectos, de allí sobreviven las leyendas del Cucarrón Chibcha, el Zancudo Muisca y la Abeja Maya.

Lepanto no fue la guerra de un golfo sino un casino, donde Miguel de Cervantes perdió una mano… de poker, de ahí que fuera el manco de Lepanto.

En el año 100 comienza el auge de la cultura Zapoteca, en el 2006 comenzaría el auge de la cultura Chiquiteca.

Cristóbal Colon era muy feo, lo único que tenía de pinta era uno de los barcos que le dio la reina de España.

El científico que descubrió la vacuna contra la tifoidea lo hizo porque tuvo una “tifo-ídeota”.

Analizando la preferencia de los antiguos pueblos bárbaros encontramos que los conquistadores que ocuparon los dos puestos de mayor admiración fueron, Gengis Kan en el dos, y Atila el Huno.

Los míticos Rómulo y Remo fueron expulsados del plantel educativo en que estudiaban, el Gimnasio Olimpo-frances, porque cascaron a un amiguito que les dijo: “su mamá es una vieja bien loba”.

La Guerra de Troya realmente se originó por un juego de ajedrez, al parecer Menelao, rey de Esparta, fue muy mal perdedor y no soportó que el príncipe Paris se le comiera la reina.

El verdadero nombre del famoso pintor español Goya, no fue Francisco, sino Mo, se lo cambió cansado de que la gente se burlara de los cuadros firmados por Mo-Goya.

El periodo visigodo no fue seguido por el asturiano, en realidad luego del visigodo vino el (en ingles) VCD.

El famoso guerrero barbaro Gengis Kan no mataba por diversión, prueba de ello es que para entretenerse, Gengis Kan fundó la orquesta: “las chicas del Kan”.

Marco Polo no viajó a tantos lugares como afirmaba, en realidad le pidió a un amigo que falsificara sus sellos en el pasaporte.

El hijo del emperador Romano Marco Aurelio en realidad no se llamaba Cómodo, ese era el apodo que le tenían porque todo el día se la pasaba echado en la cama.

El conquistador que descubrió la isla Mal pelo, no quería llamarla Mal pelo, sino, Bello nocivo.

Mahoma no fue un profeta sino un disjokey, le decían Mahoma Mix… y fundó una emisora: La Meca te pega al cielo.

La locura que llevo al emperador Romano Nerón a quemar Roma se debió a que en la registraduría no le dejaron cambiarse el nombre de perro.

La Monalisa estaba embarazada, de igual forma antes de alcanzar la fama algunas gordas de Botero sufrieron de bulimia y anorexia.

El compositor de opera italiano Giusepe Verdi, no fue el más grande músico de su país, fue su hermano, quien creó la pieza musical que se canta en todos los cumpleaños y lleva su nombre: Happy Verdi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque el cliente no siempre tiene la razón, por favor opine: