jueves, 8 de abril de 2010

CINCO FORMAS DE NO QUEDAR SIN CINCO

                                              (HUMOR)


Dicen los que saben, que el 2009 será un año de crisis económica mundial – reconforta saber que por lo menos esta vez nos tocaron la misma melodía tanto a Yankees como a Chibchas --. Según los derrotistas presagios, la caída del dólar será tan vertiginosa que los banqueros aprenderán a saltar en bungee jumping para detenerla; y la inversión extranjera, tan escasa como las buenas palabras en una barra de Millonarios.

Por ser el tema de moda, todo el mundo resultó saber de economía, en la W empezaron a nombrar más a un tal Down Jones que al mismo Mancuso, y las acciones por las que todos preguntan dejaron de ser las de la guerrilla. Yo mientras tanto, inalterado por tanta especulación, seguí pendiente tan sólo de la no variabilidad en el precio del pan de cien. Hasta que un día, la paranoia de Wall Street, tocó a mi puerta: fue cuando comprando unos mamoncillos, la señora que me los vendía expresó lo inconforme que la tenía el movimiento de la bolsa… abrí mis ojos sorprendido, sólo para descubrir que se refería a la bolsa en la que me estaba metiendo los mamoncillos, yo la zarandeaba mucho.

No obstante, la intranscendente anécdota fue una voz avizora de lo que podía acontecer si me empeñaba en seguir ajeno a la alerta económica. Por eso, a diferencia de los expertos, que sólo anuncian el problema, heme aquí proponiendo cinco iniciativas del cómo podemos hacer frente a la tan temida crisis.

1 - La primera alternativa se basa en un complejo plan que nada tiene que envidiarle a los de Misión Imposible: Hágase guerrillero, no de corazón, pero sí de uniforme y actitud. Tendrá que aguantar hambre y duros padecimientos durante algún tiempo -- nada a lo que no esté acostumbrado un colombiano promedio--, luego vuélese con un secuestrado y tendrá no sólo su futuro económico garantizado, sino también su residencia en París.

2 – Viaje a un corregimiento con nombre de insecto. Ponga una oficina con la inicial que se le antoje, por ejemplo, BNG. Mediante la venta de cualquier producto, prometa a la gente una rentabilidad sobre su inversión, no algo exagerado como el 300%, eso genera sospechas, comprométase a algo más creíble, digamos un 90%. Afirme con total vehemencia que lo suyo no es una pirámide, es más, identifique su negocio con otro símbolo geométrico, quizá el hexágono. Al cabo de un tiempo, nacionalícese en un país que preferiblemente no tenga tratado de extradición con Colombia.

3 – Ya menos rural que las anteriores. Vaya como concursante a “¿Quién quiere ser millonario?”, y cuando don Paulo La Serna le extienda la mano para saludarlo, imprégnelo sutilmente con un pañuelo emburundangado. De ahí en adelante, pregunta a pregunta, la fortuna vendrá solita hacia sus manos.

4 – Secuestre identidades en Facebook. No es lo más ético del mundo, pero tampoco raya en lo necesariamente criminal; y lo lucrativo que puede llegar a ser, conozco gente a la que le han raptado la mascota, y ni se inmutan, pero quítenles su berraco perfil de Facebook y llaman desesperados al GAULA, el DAS, la SIJIN, el F2 y hasta Jota Mario Valencia. Así que, sus probabilidades de obtener la tan ansiada recompensa son muy altas.

5 – Y el más desesperado recurso. Consiga puesto como extra en “Padres e hijos”. ¡Eso es garantizarse trabajo de por vida! Me enteré que ya tienen escritos los capítulos de cuanto ocurrirá luego del Armagedon. Al parecer, Daniela conquista a uno de los jinetes del Apocalipsis, y éste a su vez es adoptado por Carlos Alberto. De ahí en adelante la trama se centra en cómo los Franco intentan repoblar el mundo.




Escrita a solicitud de la revisa Cartel Urbano, ¿publicada? Nunca lo supe.

Fe de erratas: Poco después de la circulación de este artículo, ocurrió lo imposible: Padres e Hijos llegó a su fin… sospecho que Tele Colombia tomó la decisión sólo para restarle credibilidad a mi teoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque el cliente no siempre tiene la razón, por favor opine: